miércoles, 7 de noviembre de 2012

EN LA TIERRA REINA EL DESORDEN , ESTO CAUSARÁ GRANDES SUFRIMIENTOS



Amadísimos hijos de Mi Corazón Inmaculado:


Les bendigo.



MIS HIJOS AMADOS SON EL MOTIVO POR EL CUAL VENGO CONTINUAMENTE A TRAERLES LOS PEDIDOS DE MI HIJO, LOS CUALES SON MÍOS A LA VEZ.



La humanidad debe reconocer que la ausencia de espiritualidad le socava grandemente.



Les urjo a ser conscientes de la grandísima bendición con la que cuenta la humanidad: 



EL CUERPO Y LA SANGRE DE MI HIJO ES REALMENTE ALIMENTO BAJADO DEL CIELO, PRESENTE EN EL ALTAR Y VERDADERO MILAGRO DE AMOR PARA LA HUMANIDAD.



En el Alimento Eucarístico el hombre encuentra:

el sostén que le robustece para continuar viviendo, la fuerza para vencer la tentación, la constancia para continuar en medio de los embates que se ciernen sobre la humanidad.



La Tierra es el hogar común del hombre, un hogar en el que la desigualdad irradia por doquier, un hogar en el que el pecado crece sin detenerse.



Hijos amados de Mi Corazón, la ciencia es la primera de las grandes causantes del dolor de las criaturas humanas en esta generación, la ciencia que ha buscado superar a Mi Hijo. Algunos científicos han dado rienda suelta al libre albedrío encauzándose hacia la creación de armas que arrasarán con gran parte de la humanidad. YO LO HE ADVERTIDO Y NO HAN SIDO OBEDIENTES.



Amados hijos, en la Tierra reina el desorden, esto causará grandes sufrimientos, el mismo sol se ha vertido sobre la Tierra y ha alterado al hombre por lo que éste actúa agresivamente, ya que al desconocer la Potestad Divina sobre él, el hombre se hace permeable.



Oren amados, oren por Japón, padecerá nuevamente.

Oren hijos, oren por Perú.

Oren hijos, por Servia y Montenegro, oren.

El vapor emergerá de la Tierra y éste causará tormento.



LES INVITO A HACER PENITENCIA.

LES LLAMO A LA ORACIÓN.

NO PUEDEN CAMINAR SIN ALIMENTO, SIN ORACIÓN, SIN RECONOCER QUE DIOS ES DIOS Y USTEDES CRIATURAS.

YO COMO MADRE, LES LLAMO A MIRAR LA REALIDAD DE LO QUE VIVEN. 

LA CONVERSIÓN ES NECESARIA.



Oren, Oren, Oren..



Les bendigo.



AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.