Rosario de las Lagrimas de la Sma. Virgen de Fatima

miércoles, 7 de noviembre de 2012

TENED CUIDADO MIS PEQUEÑOS PORQUE SI NO SOIS BUENOS, SE OS NEGARA LA ENTRADA AL REINO DE LOS CIELOS


Segundo Misterio, Habla Dios Padre,







Hijitos Míos, sabéis cómo trabaja satanás y ésta época, que os ha tocado vivir, está llena de ésa maldad de satanás
Ahora sus mentiras son más refinadas, y si no estáis realmente dejándoos guiar por la Luz del Espíritu Santo, que vive en vuestro interior, satanás, con sus mentiras os hará perder posiblemente el Reino de los Cielos y una eternidad de salvación.

Mis pequeños, mucha maldad os está rodeando y vosotros deberéis tener una vida fuerte, en lo espiritual, para poder vencer toda ésa maldad que os está rodeando y que habéis aceptado ya en vuestra vida. Un modo de vida incorrecto, pero ya prácticamente aceptado por todos.

Desgraciadamente estáis viviendo una vida de error y Mi Santo espíritu os debe llevar a la vida correcta, la vida que se vive en la Gracia y de acuerdo a las Enseñanzas que Yo, vuestro Dios, os he dado y que tenéis en las Sagradas Escrituras, pero que no buscáis, porque ya se os hacen obsoletas estas Enseñanzas, que os llevan precisamente a la perfección.

Vosotros mismos os debéis dar cuenta del estado de vida que estáis llevando. ¿Vuestra vida está de acuerdo al Evangelio que se os ha enseñado o estáis haciendo vuestra propia vida de acuerdo a lo que vuestra carnalidad y vuestros deseos pecaminosos permiten y buscan?

Mis pequeños, ser un verdadero hijo Mío, un hijo de Dios, es difícil, porque os tenéis que vencer a vosotros mismos y debéis llevar la frente en alto ante vuestros hermanos que están viviendo en el error. Y llevar la frente en alto quiere decir que Me estáis llevando a Mí, que estáis siendo ejemplo de todas las Enseñanzas que se os han dado, de una vida de ejemplo, de Gracia, de amor, de Virtudes pero, ciertamente, esto ya se os hace muy difícil y no queréis llevarlo, para que no seáis señalados ante vuestros hermanos, pero recordad una cosa, ciertamente no seréis señalados aquí, pero seréis señalados en vuestro Juicio, porque no quisisteis vivir de acuerdo a lo que se os enseñó y, por no querer ser señalados en la Tierra, sufriréis más en vuestro Juicio, ante todas las almas que os estarán viendo y vuestro dolor será mucho más grande, porque será un dolor espiritual el que os estará señalando y el que estaréis vosotros sufriendo.

En las Escrituras se os ha dicho, que aquél que Me niegue en la Tierra, será negado en el Reino de los Cielos. Si vosotros Me estáis negando, si vosotros estáis prefiriendo llevar una vida de acuerdo a lo que satanás os está enseñandorecordad pues estas palabras: “seréis negados en el Reino de los Cielos”, porque si permitisteis que sus palabras entraran en vosotros y vosotros las vivierais, esto quiere decir que todo lo Mío lo sacasteis de vuestro corazón y preferisteis ésa maldad a todo lo bueno que debierais vivir para ser llamados hijos de Dios. Entonces seréis llamados hijos de satanás y un hijo de satanás no puede vivir en el Reino de los Cielos.

Tened cuidado, Mis pequeños, porque si no sois buen ejemplo aquí en la Tierra, entonces se os negará la entrada en el Reino de los Cielos.

LAS 5 PIEDRAS DE MEDGUJORGE (1º Piedra)

ORACIÓN DE CONVERSIÓN

PROMESAS DEL ROSARIO DE LA PRECIOSISIMA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

TESTIMONIO DEL INFIERNO - JOVEN COREANA

FECHAS SUGERIDAS PARA LA CONSAGRACIÓN AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA

FECHAS SUGERIDAS PARA LA CONSAGRACIÓN AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA
Click en la Imagen para descargar la consagración

PASOS PARA UNA BUENA CONFESIÓN:

Yo me confieso , ¿ Y tú?

Yo me confieso , ¿ Y tú?
Para recibir la Sagrada Eucaristía hacen falta tres condiciones: 1) estar en gracia de Dios; 2) saber a quién se va a recibir, acercándose a comulgar con devoción; 3) y guardar una hora de ayuno antes de comulgar.

ESTE TESTIMONIO QUIERE SALVAR TU ALMA

Confesarse:

Decía el Santo Cura de Ars:

Hay quien esconde pecados mortales por diez, veinte, treinta años. “Siempre están atormentados; siempre está presente su pecado en su mente; siempre tienen el pensamiento de decirlo, y nunca lo hacen… ¡es un infierno!

Cuando hacéis una buena confesión, habéis encadenado al demonio. Los pecados que escondemos reaparecerán todos. Para esconderlos bien, hay que confesarlos bien”. Y añadía: “Hay que dedicar más tiempo a pedir la contrición que a examinar los pecados”.

ARMADURA ESPIRITUAL COMPLETA (Click en la Imagen)

ARMADURA ESPIRITUAL COMPLETA (Click en la Imagen)
Click en la Imagen para descargar

EL GRAN AVISO (Click en la imagen para descargar)

También te pueden interesar: