miércoles, 7 de noviembre de 2012

VOSOTROS GOZAREIS CON LO QUE YO LES DARÉ


Segundo Misterio, Habla Dios Padre, 




Hijitos Míos, os pido oréis por aquellos hermanos vuestros, y que son muchos alrededor de la Tierra, que tienen vacío su corazón de Mí. No Me buscan, no Me toman en cuenta en su vida, no se apoyan en Mí. Viven como autómatas, viviendo solamente para obtener el dinero que les servirá luego para gastar en sus necesidades particulares y de ahí en fuera no buscan ningún tipo de espiritualidad, ningún apoyo espiritual para su alma. Viven vacíos y muchos de ellos, para llenar ésa vaciedad, tienden a los vicios y así se van perdiendo cada vez más.

Vosotros, Mis pequeños, estáis como almas salvavidas para muchos, muchos de vuestros hermanos. Vosotros os dais perfectamente cuenta, porque os he ido preparando para estos momentos, de que sabéis que muchos de vuestros hermanos no están preparados para una buena muerte o para llevar una vida espiritual que ameriten quedarse en los Nuevos Tiempos que se han de dar.

Sí, Mis pequeños, ciertamente, así como aquél hombre que busca la mejor semilla para sembrar en sus campos, ése agricultor experto que checa primeramente que su tierra sea de lo mejor, la abona y luego busca el grano más apropiado para que de ahí surja una buena cosecha.

Así Soy Yo, en estos tiempos, Mis pequeños, he de purificar la Tierra, he de quitar todo aquello que ha sido maltratado por satanás y por el hombre mismo, hombres que se volvieron instrumentos de satanás para destruir todas las bellezas que Yo creé para vosotros.

Primeramente haré que la Tierra quede nuevamente en la hermosura en la que Yo la creé en un Principio y luego dejaré aquellas almas buenas, aquellas almas que van a ser semillas de la más alta calidad y que, a través de estas almas se vendrá una nueva generación, en donde se Me amará, en donde se Me pondrá en el lugar que Me merezco, que Soy lo Primero de la Creación y luego, Me daréis hijos, a los cuales les daréis toda la información de vida para que crezcan santos, porque Yo a todos los quiero santos, Mis pequeños, y decir santidad, es llevar una vida en Mí, una vida en perfección, tanto de cuerpo como de alma.

Os vuelvo a repetir, Mis pequeños, se vienen momentos bellísimos, bellísimos para la generación que será escogida para iniciar los Nuevos Cielos y las Nuevas Tierras, el Nuevo Mundo que se ha de dar y eso os debe llevar a una alegría profunda. Si os toca a vosotros seréis consentidos aquí en la Tierra, en este Nuevo Mundo, pero si sois tomados y si habéis vivido Conmigo y si morís por defender lo que es Mío, también tendréis momentos bellísimos en el Reino de los Cielos para toda la eternidad.

Es pura alegría, todo lo que debéis sentir en estos momentos, Mis pequeños, son bellezas que Yo os voy a dar y lo que se vaya dando, como os dije, todo lo penoso, todo lo difícil que va a ver la humanidad, es para que se vaya destruyendo el mal.

Ciertamente se verán cosas terribles, porque satanás querrá contraatacar al Amor con el que Yo voy a estar empezando a limpiar todo lo que él ha destruido. Pero manteneos, Mis pequeños, en esa Fe, en ese deseo del cambio que os estoy prometiendo, porque vosotros gozaréis con lo que Yo le daré, tanto a las almas que se queden, como a las almas que tomaré para el Reino de los Cielos. Os bendigo, Mis pequeños y manteneos en paz.
Gracias, Mis pequeños.

Rosario de las Lagrimas de la Sma. Virgen de Fatima

LAS 5 PIEDRAS DE MEDGUJORGE (1º Piedra)

ORACIÓN DE CONVERSIÓN

PROMESAS DEL ROSARIO DE LA PRECIOSISIMA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

TESTIMONIO DEL INFIERNO - JOVEN COREANA

FECHAS SUGERIDAS PARA LA CONSAGRACIÓN AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA

FECHAS SUGERIDAS PARA LA CONSAGRACIÓN AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA
Click en la Imagen para descargar la consagración

PASOS PARA UNA BUENA CONFESIÓN:

Yo me confieso , ¿ Y tú?

Yo me confieso , ¿ Y tú?
Para recibir la Sagrada Eucaristía hacen falta tres condiciones: 1) estar en gracia de Dios; 2) saber a quién se va a recibir, acercándose a comulgar con devoción; 3) y guardar una hora de ayuno antes de comulgar.

ESTE TESTIMONIO QUIERE SALVAR TU ALMA

Confesarse:

Decía el Santo Cura de Ars:

Hay quien esconde pecados mortales por diez, veinte, treinta años. “Siempre están atormentados; siempre está presente su pecado en su mente; siempre tienen el pensamiento de decirlo, y nunca lo hacen… ¡es un infierno!

Cuando hacéis una buena confesión, habéis encadenado al demonio. Los pecados que escondemos reaparecerán todos. Para esconderlos bien, hay que confesarlos bien”. Y añadía: “Hay que dedicar más tiempo a pedir la contrición que a examinar los pecados”.

ARMADURA ESPIRITUAL COMPLETA (Click en la Imagen)

ARMADURA ESPIRITUAL COMPLETA (Click en la Imagen)
Click en la Imagen para descargar

EL GRAN AVISO (Click en la imagen para descargar)

También te pueden interesar: