lunes, 10 de diciembre de 2012

¡OH HUMANIDAD QUE ESTÁIS EN PECADO MORTAL, OH TIBIOS DE CORAZÓN, SI NO DESPERTÁIS CON MI AVISO, OS ASEGURO QUE OS PERDERÉIS ETERNAMENTE!


¡OH HUMANIDAD QUE ESTÁIS EN PECADO MORTAL, OH TIBIOS DE CORAZÓN, SI NO DESPERTÁIS CON MI AVISO, OS ASEGURO QUE OS PERDERÉIS ETERNAMENTE!
15 DE SEPTIEMBRE DE 2012 – 8:10 A.M.



LLAMADO URGENTE DE JESÚS SACRAMENTADO A LA HUMANIDAD
HIJOS MÍOS, PAZ A VOSOTROS.

¡Ay de las almas que aún continúan vagando en la oscuridad, porque no va a haber despertar para muchas!. Una vez más os digo, poned vuestras cuentas en orden y reconciliaos lo más pronto posible con vuestro Padre Celestial, para que vuestras almas no conozcan el fuego de la justicia divina. En verdad os digo, que todo aquel que se encuentre en pecado mortal, si no se arrepiente de corazón y retoma el camino de la salvación, su alma podría perderse en las profundidades del abismo cuando llegue la hora de mi despertar de conciencias.

Os advierto de esto ovejas rebeldes y pecadoras para que os reintegréis al redil y os apartéis del pecado; acercaos a uno de mis pastores y confesad vuestras faltas; no temáis, yo soy el buen pastor que da la vida por sus ovejas, que abandona las noventa y nueve por ir en búsqueda de la oveja perdida. Reconciliaos con vuestro eterno pastor para que podáis estar en los verdes pastos y en las frescas aguas donde calmaréis vuestra hambre y sacaréis vuestra sed.

¡Arrepentíos y convertíos juventud rebelde, arrepentíos y convertíos: Prostitutas, homosexuales, adúlteros, lujuriosos, fornicarios, drogadictos, alcohólicos, mentirosos, ladrones, hechiceros, envidiosos, madres abortantes y demás almas que vagáis en pecado mortal, para que vuestro paso temporal por la eternidad no se os convierta en una pesadilla eterna. El tiempo de mi aviso está tocando a la puerta, no pequéis más; vuestras almas se están perdiendo y muchas no regresarán; el silencio de la muerte se apoderará de muchas de vosotras y ya nadie os escuchará.

¡Oh humanidad que estás en pecado mortal, oh tibios de corazón, si no despertáis con mi aviso, os aseguro que os perderéis eternamente!. Ya se acercan los jinetes de mi justicia y traen desolación para los habitantes de la tierra. ¿Qué esperáis pecadores empedernidos para volver a Dios?. Os recuerdo que en el tiempo de mi justicia ya no habrá tiempo de misericordia.

¡Padres de familia, no seáis perros mudos, vuestro silencio espiritual será la perdición de vuestras familias!. Hablad a tiempo y a destiempo, decidle a vuestros hijos que la vida o la muerte eterna son una realidad en la eternidad; que el infierno y los demonios existen y esperan por los pecadores, por todos aquellos que andan apartados de Dios y quebrantan sus preceptos.

¡Padres de familia, reconciliad vuestros hogares con Dios, dad buen ejemplo a vuestros hijos, acudid a mi santo sacrificio en compañía de vuestros retoños; buscad mis pastores y haced confesiones de vida vosotros y vuestras familias, porque en verdad os digo, que seréis responsables ante mí, por la pérdida de vuestras familias. Escuchad lo que dice mi palabra y ponedla en práctica: Ya está el hacha puesta a la raíz de los árboles y todo árbol que no dé buen fruto será cortado y tirado al fuego (Mateo 3.10).

Os advierto pues padres de familia para que mañana no tengáis de qué lamentaros. 
Que vosotros y vuestras familias vuelvan a Dios para que seamos una sola familia en el reino de mi Padre. 


Vuestro Pastor, Jesús Sacramentado. El Amado, que no es Amado
.


FUENTE: http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org