domingo, 16 de junio de 2013

DIOS PADRE YAHVE, JAMAS ES INJUSTO

15 DE MAYO DE 2012
HORA 12:00

Mensaje de la Virgen María de Guadalupe para el Mundo entero a través de la Vidente y Profeta del Final de los Tiempos María de la Cruz en el cenáculo de Oración por la Salvación de las almas \\\\\\\"La Sagrada Familia\\\\\\\"






Pequeña niña de Mi Corazón amoroso, quien te habla tu Madre, María de Guadalupe.



Esta tarde te hablo, para que le des al mundo este mensaje.




DIOS PADRE YAVE, JAMAS ES INJUSTO, se los digo mis niños por esto:

 Día con día, hay hijos Míos que constantemente se quejan y le preguntan a Dios Padre o a Mi Hijo Jesús ¿Por qué no me escuchas Dios y se sienten defraudados o molestos? pero Yo su Madre les hago esta reflexión y a la vez se los digo amorosamente, ¿Quién pudiese resistir a su voluntad?



O simplemente pregúntense a sí mismos ¿si eres tu digno como hombre de exigirle algo para reconvenir a Dios?



Acaso el vaso de barro cuestiona al que lo labró ¿Por qué me has hecho así? ¿Pues qué no tiene facultad el alfarero, para hacer de la misma masa de barro, un vaso para usos honrosos, y otro contrario para usos viles?, Nadie debe quejarse si Dios queriendo mostrar en unos un justo enojo y hacer patente Su poder, Yavé sufre con muuucha paciencia, por los que son vasos de ira, dispuestos para la perdición; y para el buen vaso es a fin de manifestar las riquezas de Su Gloria en los que son vasos de misericordia, que Él preparó solo y exclusivamente para Su Gloria.



Esto me ha dicho Mi Padre:



Llamaré pueblo Mío, al que no era Mi Pueblo,


Y amaré al que no era amado,


Y será objeto de misericordia, el que no tenía misericordia,


 


Y sucederá porque desde Mi Trono lo digo, el que no quiera reconocerme como su único Dios Yavé, no serán reconocidos como Mi Pueblo, pero aquel que me reconozca como su único Dios verdadero, no solamente serán reconocidos como Mi pueblo sino que los llamaré hijos de Dios Vivo; porque ha llegado el tiempo en que solo escogeré a un pequeño residuo de hombres que serán los que se salvarán.




Porque Dios en su justicia reducirá a Su pueblo a un corto número, Mi Padre celestial hará una gran rebaja sobre la tierra.



Porque el que viva en gracia de Dios, vuestro Padre y Mi Hijo Jesús, les darán su Grande e incomparable Misericordia…



Los bendigo en el amor incondicional de Madre, en la Advocación de María de Guadalupe, Amén.




 AL EXTRAER LOS MENSAJES PORFAVOR CITAR FUENTE:

WWW.EJERCITOMARIANO.COM