Rosario de las Lagrimas de la Sma. Virgen de Fatima

jueves, 24 de abril de 2014

A G O N I Z A N T E S Y MORIBUNDOS

A G O N I Z A N T E S Y MORIBUNDOS



Pedid por los agonizantes y haréis lo mismo que hizo Jesucristo,
que fue salvar almas ¡Oh! ¡Qué divina ocupación!
Pedid por los agonizantes: el apóstol Santiago dice que quien
ayudaré á su hermano á salir de los extravíos, salvará el alma de su
hermano y borrará la multitud de sus propios pecados. 

Pedid por los agonizantes: si lo hacéis, un día se pedirá también
para vosotros, cuando estéis en la agonía ¡Oh! ¡Qué consuelo tan
dulce en aquel último combate terrible!

Enseñad á todos los que no la sepan la devoción al Corazón
agonizante de Jesús; introducidla en vuestras casas, en las
Comunidades y entre vuestros amigos; y no dudéis que el Sagrado
Corazón os bendecirá. Un alma sola que lleguéis á salvar cada día por vuestras oraciones, al
cabo del año habréis salvado ya trecientas sesenta y cinco en diez años tres mil seiscientas
cincuenta ¡Qué cosecha tan copiosa! ¡Qué corona para la eternidad! 

O R A C I Ó N

Te recomendamos el alma de tu siervo N., y te pedimos, Señor
Jesucristo Salvador del mundo, por la misericordia con que bajaste
por ella del cielo á la tierra,
que no le niegues un lugar en la morada
de los santos Patriarcas.
Reconoce, Señor, tu criatura, obra, no de dioses extraños, sino
tuya, Dios único, vivo, y verdader
o; porque no hay otro Dios más
que tú, y nadie te iguala en las obras. Haz, Señor, que tu dulce
presencia llene su alma de alegría
: olvida sus iniquidades pasadas
y los extravíos a que fue arrastrado por sus pasiones; porque, aún
cuando pecó, no ha renunciado á la fe
del Padre, del Hijo y del
Espíritu Santo, sino que ha conser
vado el celo del Señor y adorado
fielmente á Dios criador de
todas las cosas. Amén. 

*Manoli =
Todo esto sacado de un libro muy antiguo: Ancora de
Salvación



O T R A  O R A C I Ó N


Te pedimos, Señor, que olvides todos los pecados y faltas que en  su juventud cometió por ignorancia, y según la grandeza de tu misericordia, acuérdate de él (ó e lla) en el esplendor de tu gloria.

Abre los cielos, y regocíjense los Ángeles con su llegada. Recibe,
Señor, á tu siervo N en tu Reino, Recíbale san Miguel Arcángel,
caudillo de la milicia celestial; salgan á su encuentro los santos
Ángeles y condúzcale á tu celeste Jerusalén. Recíbale el apóstol
san Pedro, á quien entregaste las llaves del reino celestial.
Socórrale el apóstol san Pablo, que mereció ser vaso de elección, é
interceda por él el Apóstol san J uan; apóstol querido, á quien fueron
revelados los secretos del cielo.

Rueguen por él todos los Santos Apóstoles, á quienes Dios conc edió el poder de absolver y de
retener los pecados; intercedan por él todos los santos y elegidos de Dios, que sufrieron en este mundo por el nombre de Jesucristo; á fin de que, libre de los lazos de la carne, merezca entrar en la
gloria del reino celestial, por la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que con el Padre y el Espíritu Santo
vive y reina por los siglos de los siglos. Amén. 


http://www.mensajesdelcielo.com/  (.es)

LAS 5 PIEDRAS DE MEDGUJORGE (1º Piedra)

ORACIÓN DE CONVERSIÓN

PROMESAS DEL ROSARIO DE LA PRECIOSISIMA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

TESTIMONIO DEL INFIERNO - JOVEN COREANA

FECHAS SUGERIDAS PARA LA CONSAGRACIÓN AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA

FECHAS SUGERIDAS PARA LA CONSAGRACIÓN AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA
Click en la Imagen para descargar la consagración

PASOS PARA UNA BUENA CONFESIÓN:

Yo me confieso , ¿ Y tú?

Yo me confieso , ¿ Y tú?
Para recibir la Sagrada Eucaristía hacen falta tres condiciones: 1) estar en gracia de Dios; 2) saber a quién se va a recibir, acercándose a comulgar con devoción; 3) y guardar una hora de ayuno antes de comulgar.

ESTE TESTIMONIO QUIERE SALVAR TU ALMA

Confesarse:

Decía el Santo Cura de Ars:

Hay quien esconde pecados mortales por diez, veinte, treinta años. “Siempre están atormentados; siempre está presente su pecado en su mente; siempre tienen el pensamiento de decirlo, y nunca lo hacen… ¡es un infierno!

Cuando hacéis una buena confesión, habéis encadenado al demonio. Los pecados que escondemos reaparecerán todos. Para esconderlos bien, hay que confesarlos bien”. Y añadía: “Hay que dedicar más tiempo a pedir la contrición que a examinar los pecados”.

ARMADURA ESPIRITUAL COMPLETA (Click en la Imagen)

ARMADURA ESPIRITUAL COMPLETA (Click en la Imagen)
Click en la Imagen para descargar

EL GRAN AVISO (Click en la imagen para descargar)

También te pueden interesar: