lunes, 14 de abril de 2014

ORACIÓN AL ENTRAR AL TEMPLO:



ORACIÓN AL ENTRAR AL TEMPLO:


Al hacer la genuflexión repetid:

Que todo se doblegue ante Vos,
oh grandeza infinita,
que todos los corazones os amen,
que todo espíritu os adore y
que toda voluntad se os someta para siempre.

Y besando el piso:

Es para rendir homenaje a Vuestra Grandeza,
confesando que Vos sois todo y yo soy nada.


Aposentos de Oración.
Agustín del Divino Corazón.