domingo, 27 de julio de 2014

Primera Parte de los Mensajes de la 3º Novena del Gran Mes de Julio

VIDENTE BERNABÉ NWOYE / OLO, NIGERIA
Fecha: Julio 17 - 25 / 1997



El Gran Mes de Julio


En el pasado, el mes de Julio estaba dedicado a la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo. El Misal Romano de 1962, celebra el 1º de Julio la Fiesta de la Preciosísima Sangre de Cristo, que fue instituida en 1849 por el Papa Pío IX.


Jesús le ha pedido a Bernabé Nwoye que hagamos tres Novenas en el mes de Julio, muy importantes, del modo siguiente:

1) Del 1 al 9 de Julio. 1º Novena, en honor a los Nueve Coros de Ángeles.
2) Del 13 al 15 de Julio. 2º Novena, de Tres Días (Triduo), en honor a la Santísima Trinidad.
3) Del 20 al 31 de Julio. 3º Novena, de Doce Días (Docenario), por el Nuevo Israel.
ORACIONES DE LAS NOVENAS
I.     El Santo Rosario a la Santísima Virgen María.
II.   El Santo Rosario a la Preciosa Sangre / Leta-nías.
III.  Oración de Consagración a la Preciosa Sangre.
IV.  Oraciones de Consolación y Adoración.
V.    Los Siete Llamados Angustiosos.
VI.  Oraciones de Intercesión, llamadas Oraciones Místicas de Nuestro Señor Jesucristo.

Mensajes de Nuestro Señor dados a Bernabé Nwoye para cada día del Gran Mes de Julio, con meditaciones diarias por Fr. Evaristus Eshiowu, FSSP

Durante los cuatro días siguientes, los devotos consagrados pueden o volver a la Devoción mínima diaria (el Rosario, Corona de la Preciosa Sangre, Letanía de la Preciosa Sangre y la Oración de Consagración a la Preciosa Sangre) o pueden seguir ofreciendo las Oraciones de la Novena del Gran Mes de Julio diariamente como un ofrecimiento adicional a Nuestro Señor o por una intención especial. ¡Si usted no está consagrado a la Preciosa Sangre, puede tomar libres los cuatro siguientes días, pero no olvidar regresar para unirnos a la última Novena!

(Un regalo adicional de estímulo)
El 17 de Julio de 1997 / 9:15 pm

Durante la oración que Bernabé y su grupo devoto de oración estaban ofreciendo con una Misa y adoración al Santísimo Sacramento, Bernabé vio en visión a Nuestro Señor, que dijo:
“Hijos Míos, tratad de la mejor manera de cumplir Mis Palabras a vosotros. Ninguna hora pasada regresará jamás. Conservad santos todos los minutos. Os llamo a dar gracias por esta Devoción y a extenderla al mundo. Haced este santo llamado y que Mi pueblo regrese a Mí en paz. Escuchad esta Palabra y obedeced los Divinos Avisos. Os amo a todos.
I bless you.”
Os bendigo.”
************
2º NOVENA,
DE DOCE DÍAS (DOCENARIO),
POR EL NUEVO ISRAEL,
JULIO 20-31
Día 1 - 20 de Julio de 1997 / 9 pm

En el primer día de la tercera Novena, en una visión, Bernabé vio la Santa Faz de Jesús en una nube. Él tenía una Corona de Espinas en Su Cabeza y Su Preciosa Sangre fluía constantemente de Sus Heridas. En la misma nube estaba un pequeño Querubín rezando, consolando y adorando al Agonizante Jesucristo. Mientras él estaba mirando,
la Sangre de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor goteaba espiritualmente sobre la cabeza de Bernabé. Nuestro Señor dijo a Bernabé:

“Hijo Mío, escucha, esfuérzate en registrar estas Palabras.”

Bernabé entonces vio a su grupo de oración y a un gran número de personas que se unían a ellos en
adoración al Agonizante Jesucristo. Ellos fueron rodeados por una multitud de Ángeles durante su adoración. A medida que invocaban la Preciosa Sangre, la Sangre goteaba sobre ellos desde la Sagrada Cabeza de Jesús. Entonces Nuestro Señor habló:
“Hijos Míos, sois bienvenidos a esta gran Novena. Que la Paz del Cielo esté con vosotros. Hoy, el Cielo está feliz de veros adorar la Preciosísima Sangre de vuestra salvación. Ellos se unen a vosotros en la oración.
Ellos permanecerán con vosotros en esta adoración. Que todos los hombres gocen de este gran privilegio. Escuchad, hijos Míos, esta gran Novena no es para charlatanes, sino para Mis humildes devotos que se mantienen en la fe, esperando por el regreso de su Maestro. Mis hijos, este llamado no es para los chismosos. Os digo, este llamado es para Mis pacientes devotos que harán conocer esta Devoción al mundo. Yo os aviso a vosotros, a todo Mi pueblo, no habléis sobre esta Devoción por ahora.
No la prediquéis a nadie porque no la podéis explicar ahora. Incluso Mi primer apóstol de esta Devoción no puede hablar mucho sobre ella. Uníos a la Novena. Todos los que cumplan con esta gran Novena tendrán el poder de predicar y de hablar sobre ella al mundo. Hijos, sabed hoy que este llamado es para una vida santa. El objetivo de esta Devoción no es la revelación, sino para enseñar al mundo cómo rezar. Doy esta pequeña revelación para enseñar al mundo cómo rezar. Yo os doy esta pequeña revelación sólo para que vuestros corazones se vuelvan a Mí. Yo la hice para que creáis y salvéis vuestras vidas…
Hijos Míos, Yo llamo a todos los hombres, como llamaba a los israelitas en el pasado. Yo escogí esta Devoción como escogí a Israel, Mi hijo, para ser grande. Ellos eran débiles, pero Yo los hice fuertes; ellos eran pocos, pero su número aumentó. Ellos fueron los que salvé de Egipto a través de la sangre de animales. Yo los conduje por muchos años en el desierto hasta que alcanzaron la Tierra Prometida, después de derrotar a muchas naciones. Del mismo modo, Yo escogí este grupo, aparte de muchas Devociones en Mi Santa Iglesia, para ser el nuevo Israel que será redimido por Mi Preciosa Sangre. Os digo, Mi Sangre Preciosa os salvará. ¡Honradla!
Todos los que devotamente invocan Mi Preciosa Sangre serán salvados. Ellos Me adorarán, comerán y beberán Conmigo, en el Banquete de alegría, después de la gran tribulación. No entenderán estas Palabras aquellos que viven la vida de la carne. Sólo el hombre espiritual oirá estas Palabras y las entenderá. Rezad y dejad que Mi Espíritu abra vuestro corazón para que entendáis.
Hijos Míos, la grandeza de esta Devoción vendrá después que venga esta purificación, cuando todos los hombres que sean salvados reconocerán el valor del precio de su salvación y Me adorarán. Antes de que llegue el gran Día, Yo os enseñaré muchas grandes oraciones y cantos. Yo permitiré que Mi Ángel os revele y enseñe Oraciones Celestiales. A través de estas Oraciones, la nueva Jerusalén Me adorará. Hijos Míos, no lleguéis como vino el pueblo de Israel. No os neguéis a oírle hablar desde el Cielo. Si os negáis, no os salvaréis. Leed Hebreos 12: 12-29. Leedlo ahora y entended el significado. Leed 1 Corintios 10: 1-19. Leed y meditad, luego corred por vuestras vidas.
Este camino es un camino desértico, todos aquellos que lo sigan tendrán fe. Conservad este ambiente de silencio desde las 8 pm. El Cielo estará adorándome durante esta hora. Guardad esta Hora Santa. Hijos Míos, cualquiera que se duerma, que llegue tarde y no venga a rezar no se unirá a esta Novena si ellos vienen. Mi cólera los ahuyentará. Que no se unan más a esta Novena. Que se queden únicamente Mis fieles. Yo tengo algo grande que enseñaros. Responded a este llamado con gozo.
My Precious Blood will save you.

Mi Sangre Preciosa os salvará.
Os bendigo a todos.”

La visión finalizó y una Mano apareció de la nube y tocó a Bernabé en la frente. Él se levantó y las Palabras de la visión regresaron a su memoria.
Día 1 - Meditación:

En este primer día de la última Novena, el Señor trae un nuevo conocimiento dentro de esta Devoción. Que consiste en la oración expresada con plena participación en la Novena, para una comprensión apropiada de esta Devoción, y es necesario antes de que alguien pueda dedicarse a la propagación de ella. Esta Devoción es un modo poderoso de prepararse para la tribulación que se acerca, la cual el humilde será capaz de soportar mediante su aceptación. El Señor nos recuerda que fue Él mismo quien sacó a los israelitas de Egipto hacia la Tierra Prometida, pero no sin algunas penalidades necesarias. Aquellos que perseveren, no sólo sobrevivirán a la Gran Tribulación, sino que se regocijarán a partir de entonces, en el gran Banquete, tal como aquellos israelitas que sobrevivieron el viaje a través del desierto, disfrutaron de la Promesa de una tierra que fluye leche y la miel.
* Hoy, vamos a rezar para obtener la Gracia de entender el gran valor de esta Devoción.
************
Día 2 - 21 de Julio de 1997 / 9:00 pm

Mientras rezábamos hoy las oraciones de la Novena: de Consolación, Adoración y los Apelos Angustiosos, Bernabé vio a Nuestro Señor atado a la columna. Los soldados judíos estaban golpeándolo sin piedad y Le causaban muchas heridas brutales en Su Sagrado Cuerpo. Él lloraba amargamente. Una nube descendió y cubrió todo el lugar. En la nube apareció el Agonizante Jesucristo con Sus Manos atadas y Su Cuerpo cubierto con numerosas heridas. Su Cabeza estaba coronada de espinas y la Sangre fluía constantemente de esas heridas, chorreando por Su Cuerpo, que estaba cubierto con las heridas causadas por la flagelación. El Santo Rostro de Jesús Apareció y dijo:
“Honrad Mi Preciosa Sangre, ¡oh, Mis amados hijos!, y salvad vuestras almas y al mundo entero. Haced constantemente la Devoción a Mi Preciosa Sangre. Vosotros seréis protegidos de las trampas del demonio. Hijos Míos, la hora de la gran Devoción llegará. Esta hora será un largo período de vida santa en el mundo. Por más de mil años, el poder de las tinieblas será encadenado y Mi Sangre Preciosa reinará para siempre. El gran Sacrificio ofrecido diariamente en la Santa Misa, elevará alabanzas al Trono del Padre Eterno. El Sagrado Cuerpo y Sangre ofrecidos diariamente reinarán para siempre. Rezad, rezad mucho para que lleguéis a ver este gran período. Practicad la Devoción de Mi Preciosa Sangre y llegaréis a esta era feliz. Felices aquellos que alcancen la gran hora de la felicidad. La segunda muerte no tiene poder sobre ellos.
Hijos Míos, Mi Sangre es un arma grande. A través de Mi Preciosa Sangre los Ejércitos Celestiales ganaron la gran batalla y ahuyentaron al enemigo. Combatid a vuestros enemigos, los espíritus del mal, con Mi Preciosa Sangre. Los venceréis. Mi Preciosa Sangre es la circuncisión de los gentiles. A través de Mi Preciosa Sangre la gran Salvación alcanzará a todos los hombres, bien sean judíos o gentiles. Todos fueron bautizados en un solo cuerpo y espíritu, a través de Mi Preciosa Sangre. Mi Sangre es el Precio de la Salvación. A través de Mi Preciosa Sangre fuisteis reunidos como miembros de una misma familia. Mi Preciosa Sangre pagó la deuda de la esclavitud humana e hizo a los hombres hijos adoptivos. Vosotros ya no sois más esclavos sino hijos. Es por eso que Yo os llamo Mis hijos. Yo os digo, honrad el Precio de vuestra Redención. Mi Sangre es la Esperanza de las almas inocentes. Solamente Mi Sangre Preciosa concederá Misericordia a las almas inocentes de los no nacidos. Sólo Mi Preciosa Sangre los salvará: Yo os digo, bautizadlos con Mi Preciosa Sangre. Mi Preciosa Sangre es la Misericordia del Padre Eterno, a través de la cual Mi Preciosa Sangre concede Misericordia al mundo. E incluso en la gran hora de oscuridad, la hora de la Ira de Mi Padre, Mi Preciosa Sangre tiene el Poder para conceder Misericordia a la humanidad.
Invocad Mi Preciosa Sangre siempre, ésta calma la Ira del Padre Eterno. Hijos, Yo os digo, amadme y consoladme siempre. Rezad y enseñad a otros cómo rezar. Honrad la Preciosa Sangre que los hombres descuidaron. Escuchad, hijos Míos, exponed el Santísimo Sacramento treinta minutos antes de que comencéis la Novena, haced todos vuestros cantos de petición y ofrenda a Mí durante diez minutos. Después, contemplad Mi Santa Crucifixión y meditad en Mi Pasión. Tened misericordia de Mí. Luego, ofreced vuestras intenciones privadas a Mí. Antes de la Novena, invitad a la Trinidad con canciones.
Mis hijos, el 26 de este mes escribiréis vuestras intenciones. Escribid los nombres de los pecadores no arrepentidos de vuestra familia. Yo voy a responderos de acuerdo a la Divina Voluntad. Yo os digo, vais a dar testimonio cuando vuestra oración sea respondida. El último día de esta Novena las peticiones serán quemadas después de la Santa Devoción. Hijos, muchos se durmieron ayer, mas no están aquí hoy. Os digo que no acojáis a nadie que llegue tarde o que se quede dormido en Mi Presencia, ni a los que no vienen a rezar. Si no podéis escuchar, Yo voy a interrumpir la Novena antes de que ella finalice. Yo os digo que este hábito desagrada al Cielo. Mis hijos, es mejor acoger a aquellos que escucharon la información tarde, que a aquellos que se pierden la Novena después de asistir a ella. Venid con vuestra Santa Biblia mañana, Yo os voy a enseñar muchas cosas. Por favor, Mis hijos, estudiad estos Mensajes. Yo Soy el Agonizante Jesucristo, tened misericordia de Mí.
Os amo.
Os bendigo a todos.”

La visión terminó y la Mano traspasada de Jesús apareció y Su Sangre Preciosa goteó tres veces sobre Bernabé. Entonces él se levantó y escribió este Mensaje.
Día 2 - Meditación:

En el Mensaje de hoy nosotros debemos entender el gran Poder de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor. Una escena de la Flagelación del Señor, atado a la columna, es lo primero que expone el vidente para mostrar el amargo Precio de la Pasión de Nuestro Señor en la Redención de la humanidad, haciendo Su Preciosa Sangre tan eficaz, incluso en nuestros días. Esta Preciosa Sangre es la circuncisión de los gentiles, llevándolos a la familia de Su pueblo escogido; es la Esperanza de las almas de los niños inocentes; es la Misericordia infinita del Padre Eterno. Ésta es la fuente y la cumbre de todos los medios de salvación. Es por eso que nosotros debemos consolar y adorar incansablemente la Sangre Preciosa de Jesús.
* Hoy, vamos a rezar para obtener la Gracia de reconocer el Poder de la Preciosa Sangre de Jesús y adorarla dignamente.
************
Día 3 - 22 de Julio de 1997 / 9:00 pm

En la oración de la Novena hoy, con Misa y Adoración, Bernabé vio el Cielo abierto. En la visión, él vio un Cordero sentado en el Trono de Dios con una bandera que decía: "Alégrate oh, Preciosísima Sangre de Redención."
Había un gran número de personas que estaban adorando al Cordero. Ellos representaban los países e idiomas del mundo entero. Un Ángel se apareció a Bernabé y le dijo:
“Hijo de hombre, ¿conoces a estas personas? ¿De dónde vienen?”
Bernabé respondió: “Tú sabes más que yo, Señor. Dime.”

El Ángel siguió:

“Estas personas son el pueblo de Dios, quienes han superado la gran prueba y castigo. Ellos ya han vencido y se han lavado con la Sangre del Cordero. Ellos reinarán con Él durante mil años.”
Una nube descendió y cubrió todo el lugar. El Santo Rostro de Jesús apareció con Su Cabeza coronada de espinas. La Sangre fluía constantemente de Sus Heridas. Él se acercó y dijo:
“Hijos Míos, abrid vuestra Santa Biblia y estudiad Mi Santo Mensaje, que vuestros ojos se abran para que entendáis las Escrituras.”
La Sangre Preciosa de Su Sagrada Cabeza caía sobre nosotros, y Él continuó:
“En los tiempos antiguos, los hombres ofrecían el sacrificio de toros para la remisión de los pecados. Pero en esta era actual, Mi Cuerpo se entregó como expiación. Moisés selló una alianza con la sangre de los animales obedeciendo la Ley del Padre Eterno. Leed Éxodo 24: 1-8. Esta alianza se renovaba cada año, porque ellos no podían pagar para siempre la deuda de sus pecados.
Es por esto que Mi Padre preparó Mi Sangre como una Alianza perpetua. Leed Hebreos 9, del 21 al final y el Capítulo 10: 1-9. En Mi Última Cena en la Tierra, Yo tomé el pan y el vino y los ofrecí como un Sacrificio Divino a Mi Padre.
Inmediatamente el pan se convirtió en Mi Cuerpo y el vino se convirtió en Mi Sangre. Éste es el Sacrificio más grande. Leed Mateo 26: 27-28 y el Evangelio de Marcos 14: 23-24. El mismo Sacrificio fue validado por el Espíritu Santo como eterna Alianza, a través de Mi Apóstol Pablo en la Carta que él escribió a los Corintios, 1 Corintios 11:25.
Hijos Míos, el Espíritu dejó claro en la Carta a los Hebreos 9: 19-22 que sólo la Sangre puede lavar los pecados. Y Mi Sangre Preciosa hace esto para siempre. Hijos Míos, podéis ver que cualquiera que quebrantaba la Ley dada a Moisés, era apedreado hasta la muerte. Ellos lo hacían debido a que la sangre es un gran sello.
Quienquiera que sacrifique la sangre de Mis hijos sufrirá enormemente. Entonces, ¿cómo puede ser salvado alguien que rechace la Preciosa Sangre de su salvación? El Espíritu dice en la Carta a los Hebreos 10: 29, que ellos sufrirán. Pero ahora Yo os estoy diciendo que ellos maldecirán el día en que nacieron, aquellos que muestren frialdad y negligencia hacia la Sangre de su salvación.

La Tierra a la cual estáis siendo llamados es santa. Este llamado es santo. Hay misterios que los ojos no pueden ver. Yo os digo, leed Hebreos 12: 22-27.

Comprended estas Palabras. Esto es lo que es. Hijos Míos, Yo os digo, rezad mucho por esta ciudad, rezad para que vuestros ojos se abran, para que veáis vuestro gran privilegio. Si ellos no pueden cambiar sus corazones hasta que este castigo haya terminado, Yo voy a quitarles la gloria de la tierra santa y a dársela a aquellos que la acogerán. Esta tierra es sagrada. Alegraos, porque estáis llamados a la fiesta gozosa de los hijos primogénitos de Dios. Mi Preciosa Sangre salvará a todos aquellos que pidan ayuda.
Leed Hebreos 12: 24. Construid vuestra fe sobre los tres testimonios del Agua, del Espíritu y de la Sangre. Seréis salvados. Leed la primera Carta de Juan 5: 6-12.
Meditad estas Palabras. A través del agua fuisteis bautizados. El Espíritu os renovó y bautizó con fuego y Mi Sangre Preciosa os salvó.
Fortaleced vuestra fe, participad en Mi humillación y sufrimiento, os regocijaréis Conmigo al final. Animaos con las Palabras del Espíritu en 2 Hebreos 13: 10-16. Yo os digo: amad el sufrimiento, amad las persecuciones que sufrís por Mi causa. Os digo de nuevo, aceptad todas las cruces. Incluso, si morís por Mi causa, Mi Sangre Preciosa os salvará. Vosotros reinaréis Conmigo para siempre.
Meditad Apocalipsis 7: del 8 hasta el final, y dejad que vuestra fe crezca. Hijos Míos, estudiad estas Palabras cuidadosamente y preparaos para predicar esta Devoción, cuando llegue el momento adecuado. Haced vosotros mismos un hogar para Mi Espíritu y Yo os enseñaré muchas cosas. Bernabé, recibe algunas preguntas de tu pueblo y Yo las responderé. Yo amo a los que rezan y meditan sobre la Pasión. Yo los bendigo y Mi Espíritu los llena. Seguid la Adoración como la habéis hecho hasta hoy.
Yo estoy con todos vosotros.
Os estoy bendiciendo.”
Inmediatamente la visión terminó y un libro se abrió en la nube. Pero Bernabé no podía leer nada en él.
Día 3 - Meditación:
En el Mensaje de hoy, el Señor mismo nos da una catequesis sobre el Precio de nuestra Redención. La Sangre es el precio de expiación por los pecados. En el Antiguo Testamento, durante el tiempo de Moisés, se usaba la sangre de animales para este propósito, y a través de esa sangre, la antigua Alianza fue establecida en el libro de Éxodo. Pero ya que esto sólo era temporal y era incapaz de la redención eterna, el Padre Eterno preparó la Preciosa Sangre de Su Hijo para una Alianza Eterna que pagaría, de una vez por todas, el Precio de nuestra Redención. Éste es el contenido del resumen de los pasajes citados en la Carta a los Hebreos. En la Última Cena, el Señor instituyó esta Alianza Eterna de Su Sangre, en el Sacramento de la Sagrada Eucaristía, para que nosotros la celebremos en perpetua memoria de Él, sin embargo, cuántos ya lo han olvidado.
* Hoy vamos a rezar para obtener la Gracia de apreciar el valor incomparable de la Santa Misa.
************
Día 4 - 23 de Julio de 1997 / 9:00 pm
Durante la oración de la Novena hoy, con Misa y Adoración, Bernabé vio en visión a Nuestro Señor en una nube. El Señor se acercó a Bernabé mientras sostenía una espada que resplandecía intensamente con Luz Divina. Entonces Él dijo:
“Hoy, vengo a vosotros con amor, y ruego a Mis amados hijos que recen y estén en guardia siempre. Sed siempre prudentes. No dejéis nunca que el enemigo os venza. Nunca, Yo os digo, que ninguno de vosotros caiga jamás en los pecados de la carne. Os digo, tened cuidado de no ahuyentar al Espíritu Santo. Vuestro enemigo os está combatiendo. Ellos planean vuestra ruina. Rezad siempre, meditad en Mi Agonía y os llenaréis de fuerzas. Invocad Mi Preciosa Sangre. Vuestro enemigo será derrotado. Consolad y adorad Mi Preciosa Sangre. Yo os protegeré. Haced reparación constante por los pecados cometidos contra Mi Preciosa Sangre. Los pecadores cambiarán sus caminos y volverán a Mí.
Hijos Míos, rezad esta Coronilla de Mi Preciosa Sangre. Yo prometo destruir muchos reinados de vuestro enemigo —los espíritus del mal. Muchos de vosotros habéis visto Mi Crucifijo y habéis endurecido vuestros corazones, que Mi Agonía toque vuestras almas. Hijos Míos, amadme y consoladme. No responderé ninguna pregunta vuestra, porque hacéis ruido, vosotros perturbáis el Cielo en vuestra adoración. Conservaos santos y hablad menos. Vivid una vida de silencio mañana por la noche y venceréis a vuestro enemigo. Por favor, Mis hijos, si alguno entre vosotros Me ama, que Me consuele y Me demuestre amor en esta Adoración y siempre. Mi Preciosa Sangre os mostrará Misericordia. Yo estoy con todos vosotros.
Os bendigo a todos.”
La visión finalizó y allí aparecieron dos grandes espadas en las nubes, cruzadas una sobre la otra. En el lugar de las espadas cruzadas, apareció un Cáliz con una Hostia encima de él.
Día 4 - Meditación:
Hoy, en un encuentro más bien corto, el Señor le mostró a Bernabé una espada que brillaba con la Luz Divina. Una espada definitivamente es un signo de combate. En el Mensaje que sigue a la visión, se nos advierte de los planes del enemigo contra nosotros. La indolencia es peligrosa. Se recomienda vigilancia en la oración y el remedio de la Preciosa Sangre. Estad atentos y evitad todos los pecados de la carne.

* Hoy, vamos a rezar para vencer sobre los espíritus de pereza y lujuria.
************
Día 5 - 24 de Julio de 1997 / 9:00 pm

Durante la oración de la Novena hoy, con Misa y Adoración, Bernabé tuvo una visión de Nuestro Señor colgado en la Cruz, en una montaña. El Santo Rostro de Jesús apareció con numerosos Querubines. Él estaba en silencio, y estaba en una gran agonía. Entonces dijo:
“Amados hijos Míos, fortaleced vuestras raíces en Mi Santa Iglesia. Obedeced sus enseñanzas y vivid una vida santa. Confesad vuestros pecados a Mis Sacerdotes y preparaos siempre para la vigilia de Mi Espíritu. Vivid en la plenitud del amor y ofreced vuestras vidas a Mi servicio. Manteneos firmes en vuestra fe.
Ayudad a reconstruir el Templo en Mi Nombre. Yo os digo, no luchéis nunca contra el cuerpo, os digo, no ataquéis nunca el templo del Espíritu. Si lo hacéis el Padre os juzgará. Rezad y pedid al Padre que os conceda la Divina Sabiduría en Mi Nombre; Yo os digo, rezad por la sabiduría. El Espíritu da la Sabiduría en Mi Nombre, os digo que recéis por la Sabiduría. El Espíritu da la Sabiduría a los humildes y les enseña caminos divinos. Yo derramé Mi Sangre para que vuestros ojos se abrieran a través del santo poder de Mi Promesa. Mi Preciosa Sangre es el Poder del Espíritu Santo.
Hijos, siempre que invoquéis Mi Preciosa Sangre con todo vuestro corazón y con amor, el Espíritu Santo vendrá a morar en vosotros. Invocad Mi Preciosa Sangre y os llenaréis de poder. Hijos Míos, la puerta se va a abrir. El camino de la vida será dado a conocer, pero sólo unos pocos lo seguirá hasta el final. Cuando la puerta esté casi cerrada, el rebaño correrá para entrar. Pero el tiempo se habrá agotado.
¿Quién los salvará? ¿Y cuál será su esperanza? Muchas personas vienen aquí, pero sus corazones están lejos de Mí. ¿Cuándo conocerán ellos esta verdad? ¿Cuándo se abrirán sus corazones a este gran favor? Muchos se arrepentirán al final. Uníos y haced esta Santa Devoción. Rezad, rezad, consoladme. Yo os amo. Demostradme amor para que no tengáis nada de qué arrepentiros. Bernabé, recibe las preguntas de tu pueblo. Yo permitiré que Me preguntéis y os responderé. El que juzga será juzgado. Conoced al Buen Pastor, escuchad Su señal de alarma y corred por vuestras vidas. Hijos Míos, Yo os digo rezad para que Mi rebaño escuche la Voz del Buen Pastor y corra por sus vidas.
Those who love me and adore my Precious Blood will not be lost. My Precious Blood will save them, Barnabas many will not understand this message. Pray for them.
Aquellos que Me aman y adoran Mi Preciosa Sangre no se perderán. Mi Preciosa Sangre los salvará, Bernabé, muchos no entenderán este Mensaje. Reza por ellos.
Yo os amo a todos.
Os bendigo a todos.”
La visión terminó y una gran Cruz apareció en la nube.
Día 5 - Meditación:
La guía Divina es muy necesaria para ser capaces de conocer y cumplir la Santa Voluntad de Dios. No podemos presumir nunca de haber vencido cualquier tentación, confiando únicamente en nuestras propias fuerzas. Nuestro enemigo es mucho más astuto que nosotros. Por lo tanto, no podemos enfrentarlo. Más bien, debemos rezar pidiendo la Sabiduría para conocer la verdad, y con el Espíritu vencerlo. Nosotros debemos ser humildes para recibir esta Sabiduría. Adorar y consolar la Preciosa Sangre siempre es un verdadero medio para adquirir esto.
* Hoy, vamos a rezar pidiendo la Sabiduría para conocer la Voluntad de Dios.
************
Día 6 - 25 de Julio de 1997 / 9:00 pm
Durante la oración de hoy de la Novena, con Misa y Adoración, Bernabé vio, en una nube, una visión del Agonizante Jesucristo atado con una cuerda alrededor de Sus muñecas. Había muchas Heridas en Su Cuerpo, de las cuales Su Preciosa Sangre fluía constantemente. Entonces apareció el Santo Rostro de Jesús. Él dijo despacio:
“Hijos Míos, la Paz esté con vosotros.”
Inmediatamente la Sangre de Su Sagrada Cabeza cayó sobre todos los presentes. Nuestro Señor continuó diciendo:
“Ofreced vuestras preguntas a Mí.”
Entonces Él se quedó en silencio. Bernabé respondió: “Que Tu Nombre sea adorado por siempre, ¡oh, mi Señor! Adoración al Agonizante Jesucristo; Señor, que venga Tu Reino.” Luego agregó: Por favor, Señor, responde a las preguntas de Tus criaturas pecadoras. Ellos han preguntado: “Entre todos Tus sufrimientos, ¿cuál es el principal sufrimiento que más dolor Te causó?” Por favor, dinos algo acerca de las espinas en Tu Sagrada Cabeza y de la Herida de Tu Sagrado Corazón. Otra pregunta es: “¿Por qué la mayoría de las cosas que hiciste son triples? Por ejemplo, Tu Resurrección; las tentaciones; en el tercer día fuiste encontrado en el Templo, y muchas otras.
“Por favor, Señor, habla sobre estos asuntos. Y ¿cuál es el Inmaculado Corazón entre las dos estrellas, está en el Este o en el Oeste? Oh, Señor, respóndenos.”
El Señor contestó:
“Hijos Míos, aprended a consolarme siempre en Mi Agonía. Yo sufrí muchas torturas para vuestra salvación. Estas torturas están escondidas y no fueron escritas en la Santa Biblia. Yo las revelaré a Mis hijos que Me aman y Me consuelan. Los soldados judíos Me ataron a la columna y Me golpearon sin piedad. Después que Me golpearon, ellos ataron Mis Manos y Pies, y Me rodaban de un lado a otro. Ellos Me golpearon y rompieron Mi Cabeza con barras de hierro. Ellos marcharon sobre Mí, uno tras otro; cuando se cansaron, se reunieron y Me pincharon con alfileres y agujas; luego vertieron plomo líquido en las heridas y Me dejaron allí. Yo os digo, Mis amados hijos, si alguno de vosotros Me ama, que Me consuele. Si alguno Me ama, que adore Mi Preciosa Sangre. Yo le mostraré amor al que Me ama, y mostraré Misericordia a aquel que conoce Mis Heridas y Mi Preciosa Sangre. Hijos Míos, todo Mi sufrimiento y agonía están reflejados en Mi Sagrado Corazón. Mi Corazón soporta todos los dolores. La mística Corona de Espinas en Mi Corazón representa la Corona de Mi Sagrada Cabeza; la Corona de Espinas es real, consoladme. Vivid en el Amor Trinitario. Creed en el Poder de la Trinidad.
Adorad al Dios Trinitario. Un solo Dios, por los siglos. El Inmaculado Corazón apareció en las nubes. Ella es la más brillante entre todas las estrellas. Conoced el Arca de la Alianza y alegraos. Decid vuestro Rosario siempre. Entraréis en el Arca.

Hijos Míos, sabed sólo esto… (Silencio)

Bernabé dijo entonces: “Señor, que Tu Nombre sea adorado por siempre. Señor, por favor, responded a esta pregunta extra. ¿Cuándo comenzará la tribulación en Roma? ¿Y qué orden van a seguir Tus hijos? En algunas Apariciones, ellos dicen que Nigeria se hundirá (que será destruida). ¿Qué pasará con los inocentes? ¿Van a morir todos ellos? Acerca de la llegada del Castigo, están aquellos que no se pueden permitir la compra de las velas, ni incluso decir las oraciones recomendadas. ¿Qué harán ellos? ¿Y qué pasa con aquellos que no creen en Tus Mensajes? ¿Qué debemos hacer para convencerlos? Señor, háblanos acerca de los otros videntes. ¿El Señor puede decir algo sobre ellos? Señor, ¿cómo podemos conocer la tablilla? La ceguera de los ríos, está entre…
La nube en la cual Nuestro Señor apareció, se estremeció, y Él respondió:
“Bernabé, sé prudente y haz preguntas razonables. Pregunta sobre qué ayudará al mundo. Yo voy a responder a todas las preguntas de ellos. Les aclararé todo a ellos. No temáis. Yo os amo. Seguid, hijo Mío.”
Bernabé continuó: “Señor, muchos se preguntan qué van a hacer para cumplir con Tu deseo de seguir este llamado hasta el final. ¿Qué haremos para cumplir esta santa llamada? Respóndenos, Señor, Tú sabes que estamos dispuestos a mostrar Tu amor. Ayúdanos a amarte. Por favor, Señor, danos la respuesta.”
El Señor respondió:
“Hijos Míos, cuando escuchéis, cuando sintáis y cuando veáis que Mi Papa es tomado por la fuerza o que Mi Papa ha huido de Roma y corre por su vida a otro país, la hora ha llegado. Mis hijos sufrirán mucho. Yo os digo, dejad todo y rezad mucho para que Mi enseñanza verdadera esté en vuestros corazones.
Muchas naciones perecerán y desaparecerán de la faz del mundo. Pero Mis hijos se salvarán. Aquellos que Me aman y que recurren a Mí por su seguridad serán salvados. Yo os digo, aquellos que adoran Mi Sangre Preciosa y Me consuelan en Mi Agonía no se verán afectados. Mi Sangre Preciosa los salvará y el Inmaculado Corazón de Mi Madre los protegerá. Hijos Míos, durante el Castigo muchos morirán en acciden
Muchas naciones perecerán y desaparecerán de la faz del mundo. Pero Mis hijos se salvarán. Aquellos que Me aman y que recurren a Mí por su seguridad serán salvados. Yo os digo, aquellos que adoran Mi Sangre Preciosa y Me consuelan en Mi Agonía no se verán afectados. Mi Sangre Preciosa los salvará y el Inmaculado Corazón de Mi Madre los protegerá. Hijos Míos, durante el Castigo muchos morirán en accidentes porque no obedecieron Mis Avisos. Muchos van a sufrir una terrible agonía porque desatendieron Mis Avisos. Yo os digo, rezad para que el rebaño escuche la Voz del Pastor y corra por sus vidas. Si el rebaño permanece inflexible a las alarmas del Pastor, los animales salvajes vendrán y los destruirán. Yo os digo que el Pastor no tendrá remordimientos. Os digo, rezad, rezad mucho, haced un esfuerzo y obedeced todas las instrucciones. Enseñadles las oraciones sencillas. Enseñadles, “Sangre Preciosa de Jesucristo —sálvanos a nosotros y al mundo entero.” Mi Padre los protegerá y los salvará. Rezad por Mis videntes y místicos renombrados en la ciudad, cuando llegue la hora. Yo los llamaré y los pondré a trabajar.
Cuando veáis o escuchéis acerca de la tablilla, Mi Espíritu os dirá cuál es la tablilla. Sed humildes y aceptad la Divina Voluntad, llegaréis al final.
Ofreced vuestras familias a Mi Preciosa Sangre. Y Yo las salvaré. Prometo convertirlos antes de que llegue la Gran Tribulación. Habrá paz y amor. Os digo, adorad y honrad Mi Preciosa Sangre. Yo permitiré que Mi Preciosa Sangre caiga en el corazón de cada pecador ofrecido a Mi Preciosa Sangre. Os digo, ofrecédmelos y rezad por ellos siempre a través de Mi Preciosa Sangre, Yo destruiré todos los males en vuestras familias. He oído vuestras oraciones. Alegraos, pues vuestras peticiones han sido concedidas. Hijos Míos, no dejéis nunca de dar testimonio cuando veáis estas bondades de Aquél que os ama.
Adorad Mi Preciosa Sangre y que todos los hombres se unan a vosotros. Bernabé, los días restantes son grandes y santos. Vuestra adoración será grande y santa. Venid con reverencia y temor y adorad a vuestro Dios. Todo el que se sienta con sueño y debilidad no podrá estar en esta capilla. Que ellos se queden afuera y ofrezcan su adoración a Mí. No deberían entrar en esta capilla hasta que hayan terminado los días de la Devoción. Si se lo permitís, Yo os excluiré de Mi mayor favor. No hablaré sobre esto de nuevo hasta el último día de esta Novena. Si alguno entre vosotros Me ama, que Me consuele y rece por los pecadores impenitentes.
Os amo a todos.
Os bendigo a todos.”

La visión terminó y el Inmaculado Corazón de María, traspasado por Siete Espadas, apareció en la nube. Bernabé podía oír a los Querubines en la nube rezando el Rosario.
Día 6 - Meditación:
Hoy, el Señor se toma un tiempo para abordar algunas de nuestras preguntas. Nosotros siempre tenemos preguntas acerca de los cambios en el mundo, acerca de la llegada del castigo, acerca de nuestra preocupación por la salvación. Estamos preocupados por lo que va a pasar con nosotros y con nuestros seres queridos cuando el anticristo se apodere de la Iglesia, como ya se nos ha dicho que podemos esperar. Estamos preocupados por aquellos que son conscientes de esta Devoción y por aquellos que no se preocupan por ella, los endurecidos en el pecado. Muchos son los devotos que tienen familiares y seres queridos que han abandonado su fe. Todas estas preocupaciones las abordó hoy el Señor. Él nos da sólo un signo sobre el comienzo de la gran tribulación —el Santo Padre huirá de Roma. La única respuesta definitiva a todas nuestras preocupaciones es la firmeza en consolarlo y adorar Su Sangre Preciosa. Se convertirán incluso los pecadores más endurecidos encomendados a Su Preciosa Sangre a través de esta Devoción.

* Hoy, vamos a rezar por nuestros seres queridos que se han desviado de la fe.
************


Rosario de las Lagrimas de la Sma. Virgen de Fatima

LAS 5 PIEDRAS DE MEDGUJORGE (1º Piedra)

ORACIÓN DE CONVERSIÓN

PROMESAS DEL ROSARIO DE LA PRECIOSISIMA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

TESTIMONIO DEL INFIERNO - JOVEN COREANA

FECHAS SUGERIDAS PARA LA CONSAGRACIÓN AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA

FECHAS SUGERIDAS PARA LA CONSAGRACIÓN AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA
Click en la Imagen para descargar la consagración

PASOS PARA UNA BUENA CONFESIÓN:

Yo me confieso , ¿ Y tú?

Yo me confieso , ¿ Y tú?
Para recibir la Sagrada Eucaristía hacen falta tres condiciones: 1) estar en gracia de Dios; 2) saber a quién se va a recibir, acercándose a comulgar con devoción; 3) y guardar una hora de ayuno antes de comulgar.

ESTE TESTIMONIO QUIERE SALVAR TU ALMA

Confesarse:

Decía el Santo Cura de Ars:

Hay quien esconde pecados mortales por diez, veinte, treinta años. “Siempre están atormentados; siempre está presente su pecado en su mente; siempre tienen el pensamiento de decirlo, y nunca lo hacen… ¡es un infierno!

Cuando hacéis una buena confesión, habéis encadenado al demonio. Los pecados que escondemos reaparecerán todos. Para esconderlos bien, hay que confesarlos bien”. Y añadía: “Hay que dedicar más tiempo a pedir la contrición que a examinar los pecados”.

ARMADURA ESPIRITUAL COMPLETA (Click en la Imagen)

ARMADURA ESPIRITUAL COMPLETA (Click en la Imagen)
Click en la Imagen para descargar

EL GRAN AVISO (Click en la imagen para descargar)

También te pueden interesar: