Rosario de las Lagrimas de la Sma. Virgen de Fatima

viernes, 4 de julio de 2014

TESTIMONIO DE THOMAS ‘MAC’ SMITH

TESTIMONIO DE THOMAS ‘MAC’ SMITH
PadreThomas-Mac-SmithTraducido del Libro: “La Sangre del Cordero con Nuestra Señora de la Preciosísima Sangre”
CHAPTER 1
TESTIMONY OF THOMAS “MAC” SMITH
I was born in Little Rock, Arkansas on April 20, 1936. I was baptized in Our Lady of Good Counsel Church, June 15, 1936. I attended elementary school, (6-8) grades at our Lady of the Holy Souls in Little Rock, Arkansas. I graduated from Little Rock Catholic High School in May of 1955. I have one living sibling, Albert Fletcher Smith and a deceased brother Herman “Snick” Smith. Our older brother, Hugh Randolph Smith, died seventeen months after birth.
Nací en Little Rock, Arkansas el 20 de abril de 1936. Fui bautizado en la Iglesia de Nuestra Señora del Buen Consejo, el 15 de junio de 1936. Asistí a la escuela primaria, (6-8) grados en Nuestra Señora de las Almas Santas en Little Rock, Arkansas. Me gradué en la Escuela Secundaria Católica de Little Rock, en mayo del 1955. Tengo un hermano vivo, Albert Fletcher Smith y un hermano fallecido, Herman "Snick" Smith. Nuestro hermano mayor, Hugh Randolph Smith, murió diecisiete meses después del nacimiento.
My mother, Louise, came from a large Kentucky Catholic family with my grandfather being asked to be the Administrator of The Diocese of Little Rock. Our family was pretty steep in the formation of the Catholic Diocese. Of my mother’s five sisters, three were nuns in the Order of the Sisters of Mercy and two were nuns in the Order of Our Lady of Loretto.
Mi madre, Louise, provenía de una numerosa familia católica de Kentucky con mi abuelo en el cargo de administrador de la Diócesis de Little Rock. Nuestra familia era bastante elevada en formación Católica de la Diócesis. De las cinco hermanas de mi madre, tres eran monjas de la Orden de las Hermanas de la Misericordia y dos eran monjas de la Orden de Nuestra Señora de Loreto.
My father, Randolph, was a convert to Catholicism along with his six brothers. Their coming into the church was performed by the Right Reverend Monsignor Thomas McVeigh Smith, my uncle, a scholar with a Doctor’s degree in Mathematics from Manhattan University in New York State and later a Professor at the now closed St. John Seminary. Monsignor Smith had a photographic memory, was the Diocese Exorcist, and had a tremendous relationship with our Blessed Mother. It is said that he prayed many rosaries a day.
Mi padre, Randolph, se había convertido al catolicismo junto con sus seis hermanos. Su entrada en la Iglesia se llevó a cabo por el Reverendísimo Monseñor Thomas McVeigh Smith, mi tío, un erudito con un grado de doctorado en Matemáticas por la Universidad de Manhattan, en el estado de Nueva York y más tarde profesor del Seminario de San Juan, actualmente cerrado. Monseñor Smith tenía una memoria fotográfica, fue el Exorcista de la Diócesis, y tenía una relación estupenda con nuestra Santísima Madre. Se dice que él rezaba muchos Rosarios al día.
On Tuesday evenings, Bishop Albert Fletcher and Monsignor James O’Connell would go out and eat ice cream. On July 5, 1951, Bishop Fletcher and Monsignor O’Connell went by my uncle’s room in the Seminary and asked him if he wanted to go out to have some ice cream. My uncle (Monsignor Smith) told them that he could not go out because The Blessed Mother came to him and said that he was going to die. Bishop Fletcher said, “Now Monsignor, you have been dreaming.” Bishop Fletcher and Monsignor O’Connell left. The next morning my uncle was found dead in the bathroom with a rosary in his hand.
Un martes por la tarde, el Obispo Albert Fletcher y Monseñor James O'Connell iban a salir a comer helado. El 5 de julio de 1951, el Obispo Fletcher y Monseñor O'Connell pasaron a la habitación de mi tío en el Seminario y le preguntaron si él quería salir a tomar un helado. Mi tío (Monseñor Smith) les dijo que él no podía salir porque La Santísima Madre vino a él y le dijo que se iba a morir. El Obispo Fletcher dijo: “Ya, Monseñor, usted ha estado soñando.” El Obispo Fletcher y Monseñor O'Connell se fueron. A la mañana siguiente, mi tío fue encontrado muerto en el baño con un Rosario en su mano.
My mother died 3 years later on the same date, another heavenly intervention. In May of 1954, my mother seemed in good health except for an infected finger. One day she was not feeling very well. She made a very unusual request of me. “Mac”, she said, “I want you to call Father Quinn to come and hear my confession. The Blessed Mother came to me in a dream and suggested that I make a General Confession because I was going to die pretty soon.” Startled, I called Father Quinn. He came over, heard Mama’s confession, and anointed her with oil for the Sacrament of the Sick. Thirty minutes after her confession my mama went into a coma. She never came out of the coma and died on July 6, 1954.
Mi madre murió 3 años más tarde en la misma fecha, otra intervención Celestial. En mayo de 1954, mi madre parecía estar en buen estado de salud, excepto por la infección en un dedo. Un día, ella no se sentía muy bien. Ella me hizo una petición muy inusual. “Mac”, dijo, “Quiero que llames Padre Quinn para que venga a escuchar mi confesión. La Santísima Virgen se me apareció en un sueño y me aconsejó que hiciese una confesión general porque me iba a morir muy pronto.” Sobresaltado, yo llamé al Padre Quinn. Él se acercó, oyó la confesión de mamá, y la ungió con el aceite del Sacramento de los enfermos. Treinta minutos después de su confesión a mi madre, ella entró en coma. Nunca salió del coma y murió el 6 de julio de 1954.
My father, a war hero, earned the Purple Heart and Silver Star while serving in the United States Marine Corps during World War II. He died six weeks after my mother, August 16, 1954. My brothers and I never lived together as a family since the day of my father’s death.
Mi padre, un héroe de guerra, obtuvo el Corazón Púrpura y la Estrella de Plata, mientras servía en el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial. Él murió seis semanas después que mi madre, el 16 de agosto de 1954. Mis hermanos y yo nunca vivimos juntos como una familia desde el día de la muerte de mi padre.
Before I get into the testimony of my relationship with Our Lady The Most Precious Blood, I want you to know that God the Father has been with me ever since I was four years old. It started when I fell off a cliff (not too steep) and no one could hear me. Suddenly, I was lifted up to the top of the cliff and He told me that He had something very special and very hard to do. He told me we could talk anytime I wanted. This happened many times before I developed a relationship with the Blessed Mother. Even to this day He comes to me during the late hours or early morning to talk to, or tell me what to do. Further into this testimony, it will help to buffer this ministry. This will happen as, not only the Mission of Our Lady The Most Precious Blood, but also seeking to have a Mass in Honor of God the Father come about not only in Ville Platte and Washington, LA, but all around Louisiana, Venezuela, Colombia, and Brazil, as well.
Antes de entrar en el testimonio de mi relación con Nuestra Señora de La Preciosísima Sangre, quiero que sepan que Dios Padre ha estado conmigo desde que tenía cuatro años. Todo empezó cuando yo me caí de un acantilado (no demasiado elevado) y nadie podía oírme. De repente, yo fui levantado hasta la cima del acantilado y Él me dijo que tenía algo muy especial y muy difícil de hacer. Me dijo que nosotros podíamos hablar en cualquier momento que yo quisiera. Esto sucedió muchas veces antes de que yo desarrollara una relación con la Santísima Madre. Hasta este día, Él viene a mí durante las últimas horas o temprano en la mañana para hablar o decirme qué hacer. Además, dentro de este testimonio, servirá de ayuda en la defensa de este ministerio. Esto va a resultar, no sólo como la Misión de Nuestra Señora de la Preciosísima Sangre, sino también para buscar tener una Misa en honor de Dios Padre para que suceda no sólo en Ville Platte y Washington, Luisiana, sino también en toda Luisiana, Venezuela, Colombia y Brasil.
As for me, I was on the run for the rest of my life until Our Lady came to me in a vision on August 15, 1982.
En cuanto a mí, yo sería un fugitivo por el resto de mi vida, hasta que Nuestra Señora vino a mí en una visión, el 15 de agosto de 1982.
In high school I was a very good athlete in football, basketball and baseball, making the State All-Star teams in 1955. It was in April of 1955 that Coach Bear Bryant, the coach of a great Texas A&M team (and soon to coach Alabama) visited me. I just sat there and looked at him. Just his being there put me in a sense of awe. We met for four hours with him trying to talk me into going to Texas A&M instead of Louisiana State University. I really wanted to play for “The Bear.” How many young men dream to have that privilege? My uncle, who was my guardian, insisted that I go to Louisiana State University, so I went to Louisiana State University. I was not happy there even though it was a great school. My heart never was in it. I believe it was Divine Providence that in 1956 I transferred to the University of Southwest Louisiana.
En la escuela secundaria, yo fui un atleta muy bueno en fútbol, baloncesto y béisbol, siendo figura estelar del Estado en 1955. Fue en abril de 1955 que el entrenador Oso Bryant, entrenador de un gran equipo de Texas, A&M (y pronto entrenador de Alabama) me visitó. Me senté allí y lo miré. Sólo su presencia allí me daba una sensación de temor. Nos reunimos durante cuatro horas, él tratando de convencerme de ir a la Universidad de Texas, A&M, en lugar de la Universidad Estatal de Luisiana. Yo tenía muchas ganas de jugar para “El Oso”. ¿Cuántos jóvenes sueñan con tener ese privilegio? Mi tío, que era mi tutor, insistía en que yo fuera a la Universidad Estatal de Luisiana, así que yo fui a la Universidad Estatal de Luisiana. No fui feliz allí, aunque era una gran Escuela. Mi corazón no estaba en ella. Creo que fue la Divina Providencia que, en 1956, yo fui trasladado a la Universidad del Suroeste de Luisiana.
It was at University of Southwest Louisiana that I met the late Monsignor Alexander Sigur, who had a tremendous influence on my wanting to become a Priest. In the fall of 1957, I entered Saint John’s Seminary.
Fue en la Universidad del Suroeste de Luisiana que me encontré con Monseñor Alexander Sigur, fallecido más tarde, quien tuvo una gran influencia en mi deseo de llegar a ser Sacerdote. En el otoño de 1957, entré en el Seminario de San Juan.
I went through the Seminary with very little trouble and I was ordained to the Holy Priesthood at Saint Andrews in Little Rock, Arkansas on May 30, 1964. My first assignment in the fall was on the faculty of Little Rock Catholic High School. I also began drinking very heavily around Thanksgiving of 1964. I loved the priesthood and being a priest, however, I was in the stress war between the conservatives and the liberals during and after Vatican II. I taught at a Little Rock Catholic High School for two years, and continued doing graduate studies in Cultural Psychology at Saint Louis University. However, I noticed that I had become very lax in reading the Canonical Laws of the Breviary. As I drank, the more liberal and spiritually lazy I became.
Pasé por el Seminario, con muy pocos problemas y fui ordenado al Santo Sacerdocio en Saint Andrews, Little Rock, Arkansas, el 30 de mayo de 1964. Mi primera asignación en el otoño fue en la facultad de la Escuela Secundaria de Little Rock. También comencé a beber muy fuertemente alrededor de la Acción de Gracias de 1964. Yo amaba el Sacerdocio y siendo un Sacerdote, sin embargo, estaba en el tenso combate entre los conservadores y liberales, durante y después del Concilio Vaticano II. Enseñé en una Escuela Secundaria Católica de Little Rock durante dos años, y continué haciendo estudios de postgrado en Psicología de la Cultura, en la Universidad de Saint Louis. Sin embargo, me di cuenta que había llegado a ser muy laxo en la lectura de las Leyes Canónicas del Breviario. A medida que bebía, llegué a ser más liberal y perezoso espiritualmente.
I had a very spiritually fatal disease. Not many knew about this because I did my drinking at night in the rectory.
Yo tenía una enfermedad muy destructiva espiritualmente. No muchos sabían sobre esto porque yo bebía por las noches en la casa parroquial.
Finally, I went to my Bishop in 1972 and I told him that I wanted a leave of absence because I didn’t want to embarrass the church anymore. Bishop Fletcher reluctantly granted me a one-year leave of absence. Once I left, I never went back to the active priesthood.
Finalmente, fui a mi Obispo en 1972 y le dije que quería una dispensa porque no quería avergonzar más a la Iglesia. El Obispo Fletcher me concedió de mala gana una dispensa de un año. Una vez que me fui, nunca regresé al Sacerdocio activo.
NEW DIRECTIONS
ENTERS GOD THE FATHER AND OUR LADY
On Christmas Day, 1976, about seven p.m., I had been drinking a lot of whiskey - and to further kill the pain within my soul I took too many valiums. I don’t remember passing out, but I did see my body in my yellow and black pajamas lying on the floor. I could see the whiskey bottle standing straight up beside me. Suddenly I was in a new place – an area of light coming from what seemed to be a circle shaped cloud. From this cloud came a voice which said, “Kneel, you are in the presence of God.” At that time I felt an ecstasy much more powerful than alcohol. There is no way to describe what I was experiencing, although I have experience with the ecstasy after or during some apparitions and inner or outer locutions with God the Father. The light was bright, but there was no strain on my eyes. The voice from the cloud said, “You will not die, you will go back into your life - and what I created for you will start taking place until you can serve me to your utmost obedience. When that time comes you will know by the drawing of the Andes Mountain site I have chosen for you to minister in South America.
El día de Navidad de 1976, alrededor de las siete de la noche, yo había estado bebiendo mucho whisky —y para matar aún más el dolor de mi alma tomé valium en exceso. No me acuerdo de de haber perdido el conocimiento, pero yo vi mi cuerpo en mi pijama amarilla y negra en el suelo. Podía ver la botella de whisky de pie hacia arriba junto a mí. De repente yo estaba en un nuevo lugar —una zona de luz que venía de lo que parecía ser una nube en forma de círculo. De esta nube salió una Voz que decía: “Arrodíllate, estás en la Presencia de Dios.” En ese momento me sentí en un éxtasis mucho más potente que el alcohol. No hay manera de describir lo que estaba experimentando, aunque yo tengo la experiencia del éxtasis después o durante algunas Apariciones y Locuciones interiores o exteriores con Dios Padre. La Luz era brillante, pero no había esfuerzo en los ojos. La Voz desde la nube dijo: “No vas a morir, vas a regresar a la vida —y lo que Yo he creado para ti comenzará a tener lugar hasta que Me puedas servir en la máxima obediencia. Cuando llegue ese momento tú sabrás, por el dibujo de la Codillera de Los Andes, el sitio que Yo he elegido para tu ministerio en América del Sur.
You will realize that every sin you committed I turned as a walkway for your healing, visionary and teaching ministry.” He said to “go to confession when you go back to your home. Come back to the church My Son founded. This journey beginning now (tonight 12-25-76) will be different, but ‘My Grace is Sufficient.’ ”
Te darás cuenta que cada pecado que cometiste Yo lo volvía como un sendero para tu ministerio de sanación, videncia y enseñanza.” Él dijo, “ve a la confesión cuando regreses a tu hogar. Regresa a la Iglesia que Mi Hijo fundó. Este viaje que está comenzando ahora (esta noche 25/12/76) será diferente, pero “Mi Gracia es suficiente”.
The drawing of the crashed plane in the Andes that God the Father gave me in my mind has been with me for 33 years. The Eternal Father never specifically drew the site for me. When we took up the Cross at the top of the Andes Mountains I saw about 200 feet down an airplane that had crashed eighteen years ago. The Father showed me that crash thirty three years ago. That was seventeen years before the crash on the top of the mountain. There was never a name given to this mountain so I named this mountain “Our Lady The Most Precious Blood of the Andes.” Of course that is just my name for the mountain. It is not official just yet.
El dibujo del avión estrellado en Los Andes, que Dios Padre me dio en mi mente ha estado conmigo durante 33 años. El Padre Eterno nunca dibujó específicamente el lugar para mí. Cuando nosotros emprendimos la subida de la Cruz hasta la cima de la Montaña de Los Andes, yo vi a casi 200 pies hacia abajo un avión que se había estrellado hace dieciocho años. El Padre me había mostrado ese accidente hace treinta y tres años. Eso fue diecisiete años antes del accidente en la cima de la montaña. Nunca hubo un nombre dado a esta montaña, así que yo le di el nombre a la montaña de “Nuestra Señora de La Preciosísima Sangre de Los Andes.” Por supuesto que es sólo mi nombre para la montaña. Aún no es oficial.
Now, back to my journey with God the Father and the Blessed Mother. I came back. I guess my spirit came back. It was 11:20 p.m. Christmas night. The temperature was five degrees outside. I put on my shoes, coat, and while still in my pajamas, I drove in the snow and ice to Saint Edwards Church in downtown Little Rock. Surprisingly, the rectory front door was open. I actually climbed up the stairs, and at the top of the stairs I saw a light coming from under a door, I called out, “Is anyone here?” The voice answered, “I am, come in, I was waiting for you.” It was at this time I made my first confession in six years.
Volvamos ahora a mi viaje con Dios Padre y con la Madre Bendita. Yo regresé. Supongo que mi espíritu regresó. Fue a las 11:20 pm de la noche de Navidad. La temperatura era de cinco grados afuera. Me puse mis zapatos, un abrigo, estando aún en pijama, y manejé en la nieve y el hielo hasta la Iglesia de Saint Edwards, en el centro de Little Rock. Sorprendentemente, la puerta principal de la casa parroquial estaba abierta. De hecho, subí las escaleras, y en la parte superior de las escaleras vi una luz que venía de debajo de una puerta, yo grité: “¿Hay alguien aquí?” La voz respondió: “Yo estoy, entra, te estaba esperando.” Fue en ese momento que hice mi primera confesión en seis años.
Soon after this, the Bishop’s office wanted to know if I wanted to reenter the active priesthood - or - did I want to be laicized. I haven’t known why I gave the answer to be laicized, but now I know. In the process of Laicization, one is still a priest, but without permission to publicly administer the sacraments unless, get this, the person is in grave danger of death, or whatever serious condition. You not only can render the sacrament, but you must render the sacrament, especially the Sacrament of Reconciliation. All of this is under Papal Decree. To go through this process I had to give to Pope Paul VI, a written confession of every sin I had committed in so far as I could remember. I did this, and in return I received not only absolution, through Pope Paul VI, but a Plenary Indulgence as well. This occurred in April of 1977.
Poco después de esto, el Obispado quería saber si yo quería volver a entrar en el Sacerdocio activo —o— si quería ser laicizado. Yo no supe por qué di la respuesta de ser laicizado, pero ahora lo sé. En el proceso de Laicización, uno sigue siendo Sacerdote, pero sin permiso para administrar en público los Sacramentos, a menos que la persona se encuentre en grave peligro de muerte, o cualquier otra condición grave. Usted no sólo puede administrar el Sacramento, sino que debe administrar el Sacramento, especialmente el de la Reconciliación. Todo esto está bajo Decreto Papal. Para pasar por este proceso, yo tuve que dar al Papa Pablo VI una confesión por escrito de todos los pecados que había cometido en la medida en que podía recordar. Yo lo hice, y en retorno recibí, no sólo la absolución, a través del Papa Pablo VI, sino la Indulgencia Plenaria también. Esto ocurrió en abril de 1977.
During 1977, after I came back to the church, Our Lady would come to me at 7:00 p.m. every evening for three months. She would come and tell me the mission I would have would, in part, be in Latin America. The music I heard during these external locutions was that of angels. Again, the drawing of the sunset over the Andes with the airplane would come and fix itself on my mind and has been there ever since. This drawing of the plane flying over the Andes given to me in 1976 would be the absolute event in my life.
Durante 1977, después que yo regresé a la Iglesia, Nuestra Señora vendría a mí a las 7:00 pm; cada noche durante tres meses. Ella venía y me decía la misión que tendría, que sería, en parte, en América Latina. La música que escuchaba durante estas Locuciones externas era de los Ángeles. De nuevo, el dibujo de la puesta de sol sobre los Andes, con el avión que venía, se fijaba en mi mente y ha estado allí desde entonces. Este dibujo del avión volando sobre los Andes, que se me dio en 1976, sería un acontecimiento absoluto en mi vida.
In November of 1977, I made a Cursillo in Little Rock, Arkansas. I was at the table of Saint Paul. This was probably the most intense love of God I had ever experienced for three days in my life. WOW! I came out of that event on a high which lasted for around three weeks.
En noviembre de 1977, hice un cursillo en Little Rock, Arkansas. Yo estaba en la mesa de San Pablo. Este fue probablemente el amor más intenso de Dios que jamás había experimentado, durante tres días en mi vida. ¡OH! Yo salí de ese evento en una elevación que duró alrededor de tres semanas.
A new beginning started in 1981. It was around 3:00 a.m. in my apartment bedroom when this light came into my room and asked me, “Would you be willing to work as a priest in a new manner”? I said “I don’t know. Could I have time to think about it?” He said, “Yes.” What happened? Jesus talked with me while coming off the cross on my bedroom wall. In six days, Jesus came again. I said “Yes, when do I start?” Jesus answered, “You will have to develop into this mission.” That was twenty seven years ago. But in doing what I am doing and having the involvement of Our Lady in my life at this time, I now understand who and what I am. I changed from a dried up grape (raisin) into a fresh grape as in the Fruit of the Vine.
Un nuevo comienzo arrancaba en 1981. Fue alrededor de las 3:00 de la mañana en mi habitación del apartamento cuando esta Luz entró en mi cuarto y me preguntó: “¿Estarías dispuesto a trabajar como Sacerdote de una manera nueva?” Yo dije: “No sé. ¿Podría tener tiempo de pensarlo?” Él dijo: “Sí.” ¿Qué sucedió? Jesús habló conmigo mientras salía de la Cruz en la pared de mi habitación. En seis días, Jesús vino otra vez. Yo dije: “Sí, ¿cuándo empiezo?” Jesús respondió, “Tendrás que desarrollarte en esta misión.” Eso fue hace veinte siete años. Pero al hacer lo que estoy haciendo y tener la participación de Nuestra Señora en mi vida en este momento, ahora entiendo quién y qué soy yo. Yo cambié de una uva seca (uva-pasa) a una uva fresca como el Fruto de la Vid.
Also in 1981, I received the Baptism of the Holy Spirit. I came out speaking in tongues. My first word was Elena - in Hebrew, it means “God be praised.” Suddenly, what I thought I knew came to life and I was aware that Jesus is Lord, and the Holy Spirit is the love of my soul for God.
También en 1981, recibí el Bautismo del Espíritu Santo. Yo salí hablando en lenguas. Mi primera palabra fue Elena —en hebreo, esto significa, “Dios sea alabado.” De repente, lo que yo pensaba que sabía vino a la vida y me di cuenta de que Jesús es el Señor, y que el Espíritu Santo es el amor de mi alma por Dios.
After my Baptism of the Holy Spirit, I had started noticing people seeming to go to sleep during our counseling sessions as I prayed for them. I did not really know I had been given this tremendous gift of healing until I prayed over twenty-six women in the front room of a rancher’s house one weekend. They asked me for prayer before they began their retreat. I raised my hand and all of the women fell out at the same time. After the life I had lived as a priest and a few years after being a derelict priest, a sinner and an alcoholic, I still could not see myself as ever being an instrument of the Holy Trinity or Our Blessed Mother.
Después de mi Bautismo del Espíritu Santo, yo empecé a notar que las personas parecían ir a dormir durante nuestras sesiones de terapia, mientras yo oraba por ellos. Yo no sabía en realidad que se me había dado este tremendo don de sanación hasta que oré por veintiséis mujeres en la sala de la casa de un ganadero un fin de semana. Me pidieron que rezara por ellas antes de comenzar su retiro. Yo levanté mi mano y todas las mujeres cayeron al mismo tiempo. Después, la vida que he llevado como Sacerdote, pocos años después de ser un sacerdote abandonado, un pecador, un alcohólico, yo todavía no me podía ver a mí mismo ni siquiera como un instrumento de la Santísima Trinidad o de la Madre Santísima.
In 1992 in the prayer room of my bookstore “The Eagle’s Nest” in Little Rock, Arkansas, I first saw an intellectual vision of the Mystical Rose. It was on All Saints Day. In our prayer room we had many pictures that wept oil. All of this oil was tested by the Arkansas Crime Lab, and all of this oil was traced specifically to Jerusalem and was brand new oil. Many people came into the room from all over the United States of America. Many were either converted, or healed, or both. [This started devotion to the Mystical Rose. I had intellectual visions for six years until she became a vision and devotion to the prayer group.] The prayer group got me a beautiful carved wood statue of Her for Christmas in 2003. This statue was blessed and consecrated at the Shrine of the Maria Rosa Mystica in Montichiari, a suburb of Fontanelle, Italy and sent to me from Germany where it was made. Our Lady in Her appearances says, “Wherever I come I bring the Lord’s abundant graces.” She also requested the Pilgrim Madonna of Her be made to travel from house to house, for She desires the renewal of priests, religious houses and those dedicated to God. The statue of the Mystical Rose weeps oil continuously. Realizing this, I have given the statue out to visit people throughout South Louisiana: in homes and hospitals. Healings and miracles have been happening wherever she goes. However, wherever there is a healing mass and healing service she is also present.
En 1992, en la sala de oración de mi librería, “El Nido del Águila”, en Little Rock, Arkansas, tuve por primera vez una visión mental de la Rosa Mística. Era el día de Todos los Santos. En nuestra sala de oración teníamos muchas imágenes que lloraban aceite. Todo este aceite fue examinado por el Laboratorio Crime de Arkansas, y todo este aceite fue rastreado específicamente hasta Jerusalén y era una marca nueva de aceite. Muchas personas entraron en la habitación de todas partes de los Estados Unidos de América. Muchos se convirtieron o se sanaron, o ambos. [Así comenzó la devoción a la Rosa Mística. Yo tuve visiones mentales durante seis años, hasta que se convirtió en una visión y devoción para el grupo de oración]. El grupo de oración me consiguió una bella estatua de Ella, de madera tallada, para la Navidad de 2003. Esta estatua fue bendecida y consagrada en el Santuario de María la Rosa Mística, en Montichiari, un suburbio de Fontanelle, Italia, y me fue enviada desde Alemania, donde se hizo. Nuestra Señora en Sus Apariciones dice: “Dondequiera que Yo voy traigo abundantes Gracias del Señor.” Ella también pidió que se hiciera Su imagen de la Virgen Peregrina para viajar de casa en casa, pues Ella desea la renovación de los Sacerdotes, de las casas religiosas y de aquellas consagradas a Dios. La estatua de la Rosa Mística lloraba aceite continuamente. Al darme cuenta de esto, repartí la estatua para que visite a la gente en todo el Sur de Luisiana: en los hogares y hospitales. Sanaciones y milagros han estado sucediendo donde quiera que Ella va. Sin embargo, siempre que hay una Misa y servicio de sanación Ella también está presente.
When the Pilgrim Rosa Mystica enters a room, one should say the Angelus, then seven Hail Marys, and then seven Glory Be to the Father, in honor of the seven sorrows of Mary, the Mother of the church! When leaving, say seven Hail Marys and seven Glory Be to the Father in honor of the seven joys of Mary.
Cuando la Rosa Mística Peregrina entra en una habitación, uno debería decir el Ángelus, luego, siete Ave Marías, y después siete ¡Gloria sea al Padre!, en honor de los Siete Dolores de María, la Madre de la Iglesia. Cuando salimos, decir siete Ave Marías y siete ¡Gloria sea al Padre!, en honor de los Siete Gozos de María.
The first time I saw Our Lady at Washington, Louisiana was the intellectual vision as the Mystical Rose. This is why she has such a special role in the Ministry of Our Lady The Mystical Rose. The Mystical Rose statue is put on the floor at Healing Mass and then is held where the people seeking healing prayers can kiss her. Most of the time she weeps oil and her presence is intimately felt.
La primera vez que yo vi a Nuestra Señora en Washington, Luisiana, fue en una visión mental como la Rosa Mística. Es por lo que Ella tiene un papel muy especial en el Ministerio de Nuestra Señora La Rosa Mística. La estatua de la Rosa Mística se pone en el suelo en la Misa de Sanación y luego se sostiene donde las personas en busca de oraciones de sanación puedan besarla. La mayoría de las veces Ella llora aceite y Su Presencia se siente íntimamente.
I kept counseling and giving retreats all over the United States of America and Mexico. This agenda went on until 1989. Father Albert Nunez, who is now my Spiritual Director, saw a picture of me giving a retreat on a cruise ship. He was surprised to see that I was a Charismatic, and called me. We got together in Little Rock, Arkansas and I have been coming to Louisiana ever since. During the time from 1989-2001, I have been counseling, giving workshops and involved in seven Catholic Charismatic Conferences. I have great love for my work in South Louisiana.
Yo seguí asesorando y dando retiros en todos los Estados Unidos de América y México. Este programa se prolongó hasta 1989. El Padre Alberto Núñez, quien ahora es mi director espiritual, vio una foto mía dando un retiro en un barco crucero. Él se sorprendió al ver que yo era Carismático, y me llamó. Nos reunimos en Little Rock, Arkansas, y yo he estado viniendo a Luisiana desde entonces. Durante el tiempo transcurrido desde 1989-2001, he estado aconsejando, dando talleres y participando en siete Conferencias Carismáticas Católicas. Tengo gran amor por mi trabajo en el Sur de Luisiana.
It was when Father Nunez was transferred to Washington, Louisiana at the Church of the Immaculate Conception that I first encountered Apparitions of the Blessed Mother. My first time was in 2003, after receiving Holy Communion. I was returning to the front pew and I heard the words “Look up here” in a very soft and sweet voice. I looked up and there she was - standing where she always stands - just at and above the candle at the corner of the altar. She would not let me publicly say or write anything for two years. Then, finally, after two years she gave me permission to speak, as she speaks Her message after the fourth mystery of the rosary before the mass and healing service on usually the third Thursday of the month. On the second occasion of Her apparition, I asked Her to do something so that the people in the congregation would not just think I was crazy and talking to myself. Instantly the smell of roses came over people in the church. Ever since then She has blessed the roses. Rose petals have become vessels of healing. There is testimony expressed and documented on film at the healing masses in Washington, Louisiana. On file are d vessels ocuments of the healings from the rose petals both here and in Venezuela. There have been medical miracles in Venezuela. There have been many testimonies of conversions, physical, and mental healings.
Fue cuando el Padre Núñez fue trasladado a Washington, Luisiana, a la Iglesia de la Inmaculada Concepción, que tuve mi primer encuentro de Apariciones de la Madre Santísima. Mi primera vez fue en 2003, después de recibir la Sagrada Comunión. Yo regresaba a la banca del frente y oí las palabras, “Levanta la vista aquí”, con una muy suave y dulce Voz. Yo levanté la vista y ahí estaba Ella —de pie donde siempre está— justo encima de la vela, en la esquina del Altar. Ella no me dejó decirlo públicamente, ni escribir nada durante dos años. Entonces, finalmente, después de dos años, Ella me dio permiso para hablar, mientras Ella dice Su Mensaje después del Cuarto Misterio del Rosario, antes de la Misa y del servicio de sanación, generalmente el tercer jueves del mes. En la segunda ocasión de Su Aparición, yo Le pedí que hiciera algo para que las personas congregadas no pensaran solamente que yo estaba loco, hablando solo. Al instante, llegó el olor de las rosas a las personas en la Iglesia. Siempre desde entonces Ella ha bendecido las rosas. Los pétalos de rosa se han convertido en recipientes de sanación. Hay testimonios expresados y documentados en la película de las Misas de Sanación en Washington, Luisiana. En los archivos están documentadas las sanaciones de los pétalos de rosa, tanto aquí como en Venezuela. Ha habido milagros médicos en Venezuela. Ha habido muchos testimonios de conversiones y de sanaciones físicas y mentales.
The prayer blankets (Acts 19:11-12) were introduced to be blessed at the mass by a priest with a relic of the true cross. Wherever the Blessed Mother appears, She blesses the blankets, rose petals and religious articles. They have been instruments of the healings, physical miracles, and conversions. Thousands have come and gone. Hundreds of healings, conversions, and miracles have been attributed to the Power of God through the prayer blankets. The prayer blankets are being sent out everywhere in the United States of America, Venezuela, Colombia, Brazil, Chile, Peru, and Mexico. The Power of God coming through the prayer blanket is awesome.
Los paños de oración (Hechos 19:11-12) fueron introducidos para ser bendecidos en la Misa por medio de un Sacerdote, con una Reliquia de la Verdadera Cruz. Dondequiera que la Madre Santísima Aparece, Ella bendice los paños, los pétalos de rosa y los artículos religiosos. Ellos han sido instrumentos de sanaciones, milagros físicos y conversiones. Miles de personas han ido y venido. Cientos de sanaciones, conversiones y milagros han sido atribuidos al Poder de Dios a través de los paños de oración. Los paños de oración están siendo despachados por todas partes en los Estados Unidos de América, Venezuela, Colombia, Brasil, Chile, Perú y México. El poder de Dios que viene a través de los paños de oración es impresionante.
The prayer blankets came after the “Life Offering Prayer” that Our Lady gave me when She came to me as Our Lady The Most Precious Blood. The “Life Offering Prayer” has been approved by the church since 1955. Pictures and cards with the “Life Offering Prayer” and a picture of Our Lady The Most Precious Blood have been given out all over Venezuela and the United States of America. Our Lady has requested that you say the “Life Offering Prayer” and the rosary with the prayer blanket on for healing for yourself and others. I do not know of any other prayer in my healing ministry that has literally exploded in South Louisiana, Venezuela, and soon to be in Colombia and the rest of South America. Healings and miracles are happening in the hundreds. People come out of wheelchairs, dropped their crutches, and are cured from non-operable surgery on backs. People are coming to reconciliation in the hundreds. God has given to me a great gift of healing, deliverance, teaching and discernment. I write this to boast about Our Lord and Our Lady The Most Precious Blood, humbly and prostrate on the floor before the Blessed Sacrament. I accept along with being a victim soul this offer. Jesus said, “Go back and tell John what you see. The blind see, the lame walk, the deaf hear, the mute speak, the dead are raised and the poor have the Gospel preached to them.” (Luke 7:22)
Los paños de oración llegaron después de la “Oración del Ofrecimiento de Vida”, que Nuestra Señora me dio cuando Ella vino a mí como Nuestra Señora La Preciosísima Sangre. La “Oración del Ofrecimiento de Vida” ha sido aprobada por la Iglesia desde 1955. Fotos y tarjetas con la “Oración del Ofrecimiento de Vida” y una imagen de Nuestra Señora La Preciosísima Sangre, han sido repartidas por toda Venezuela y los Estados Unidos de América. Nuestra Señora ha pedido que ustedes digan la “Oración del Ofrecimiento de Vida” y el Rosario, con el paño de oración, para la sanación de ustedes mismos y de otros. Yo no sé de ninguna otra oración en mi ministerio de sanación que literalmente ha explotado en el Sur de Luisiana, en Venezuela, y que pronto lo será en Colombia y en el resto de América del Sur. Sanaciones y milagros están sucediendo por cientos. Las personas salen de las sillas de ruedas, dejan caer sus muletas, y se curan de cirugías no operables en la espalda. Las personas llegan a la reconciliación por cientos. Dios me ha dado un gran don de sanación, liberación, enseñanza y discernimiento. Escribo esto para hacer alarde de Nuestro Señor y de Nuestra Señora de La Preciosísima Sangre, humildemente y postrado en el suelo ante el Santísimo Sacramento. Yo acepto conjuntamente siendo alma víctima, este ofrecimiento. Jesús dijo: “Id y contad a Juan lo que veis. Los ciegos ven, los cojos andan, los sordos oyen, los mudos hablan, los muertos resucitan y los pobres tienen el Evangelio anunciado a ellos.” (Lucas 7:22)
Back in September of 2007, Our Lady appeared to me in the National Shrine and now known as the Basilica of Our Lady of Coromoto in Guanare, Venezuela. In the apparition she stated that if 1,000 people said the “Life Offering Prayer” at the same time the political dragon would be defeated. Well, in October, the Apostolic Nuncio, the Rector of the Sanctuary with priests, religious and 10,000 of the faithful said the “Life Offering Prayer” at the end of the rosary. At Guanare, Venezuela was also the first time that the Light from His Presence came to me regarding his mission in coordination with the mission of Our Lady The Most Precious Blood. Ever since then, especially the last five months, God the Father has had a locution to me after the Apparition of Our Lady The Most Precious Blood. Sometimes He comes to me in inner locutions. Sometimes He comes to me in external locutions, such as during the mass.
En septiembre de 2007, Nuestra Señora se apareció a mí en el Santuario Nacional, ahora conocido como Basílica de Nuestra Señora de Coromoto, en Guanare, Venezuela. En la Aparición manifestó que si 1.000 personas dijeran la “Oración del Ofrecimiento de Vida” al mismo tiempo, el dragón político sería derrotado. Bien, en octubre, el Nuncio Apostólico, el Rector del Santuario, con Sacerdotes, Religiosos y 10.000 fieles, dijeron la “Oración del Ofrecimiento de Vida” al final del Rosario. En Guanare, Venezuela, fue también la primera vez que la Luz de Su Presencia vino a mí a propósito de Su misión en coordinación con la misión de Nuestra Señora de La Preciosísima Sangre. Desde entonces, especialmente en los últimos cinco meses, Dios Padre ha tenido una Locución conmigo después de la Aparición de Nuestra Señora de La Preciosísima Sangre. Algunas veces Él viene a mí en Locuciones interiores. A veces Él viene a mí en Locuciones externas, así como durante la Misa.
“God is my Father!” This cry is being heard more frequently today than ever before in history. In Louisiana, Colombia, and Venezuela, He speaks His desire together with the messages of Our Lady The Most Precious Blood in locutions and apparitions to me wherever I go to give healing services in the above mentioned areas.
“¡Dios es mi Padre!” Este grito se está escuchando hoy con más frecuencia que nunca antes en la historia. En Luisiana, Colombia y Venezuela, Él expresa Su Deseo, junto con los Mensajes de Nuestra Señora de La Preciosísima Sangre, en Locuciones y Apariciones a mí a donde quiera que voy a dar servicios de sanación, en las áreas antes mencionadas.
I have always had God the Father come to me since I was four years old, almost continually throughout my life. It would seem that anyone who had this great privilege from the Eternal Father would never contemplate leaving the priesthood. I played the Quiga Board. The rest is history. I had seven deliverances performed on me after I got back into the church. I loved being a priest, but I loved to drink. The trouble with drinking, and since I am genetically an alcoholic - alcohol turned out to be my fantasy serenity - not my spiritual serenity with a soul united to God. However, the Eternal Father knew my real heart and saved me by making my every fault a strength. He made my crooked ways straight - and here I am a former derelict priest serving The Trinity and Our Lady in various gifts of the Holy Spirit. The problem was that God could only work fully with me when I started forgiving myself. Otherwise, I could not have been able to pray over people for twenty-two hours with small breaks in Venezuela.
Dios Padre siempre ha venido a mí desde que yo tenía cuatro años de edad, casi continuamente a lo largo de mi vida. Parecería que ninguno que haya tenido este gran privilegio del Padre Eterno se contemplaría jamás saliendo del Sacerdocio. Yo jugaba la Tabla de la Quiga. Lo demás es historia. Yo he tenido siete liberaciones llevadas a cabo en mí después que regresé a la Iglesia. Yo amaba ser Sacerdote, pero amaba beber. El problema con la bebida, y que soy genéticamente alcohólico —el alcohol resultaba ser mi fantasía de serenidad— no mi serenidad espiritual con un alma unida a Dios. Sin embargo, el Padre Eterno conocía mi corazón real y me salvó haciendo de toda falla mía una fortaleza. Él enderezó mis caminos torcidos —y aquí estoy, un antiguo sacerdote indeseable, sirviendo a La Trinidad y a Nuestra Señora en diversos Dones del Espíritu Santo. El problema era que Dios sólo pudo trabajar plenamente conmigo cuando yo empecé a perdonarme a mí mismo. De otra manera, yo no pudiese haber sido capaz de rezar por las personas en Venezuela, durante veintidós horas seguidas, con pequeños descansos.
When I pray for people I do not line them in a row and touch their heads, or run up or down the aisles in the church. I sit in a chair surrounded by my prayer team, and the individual stands in front of me. God the Father said, “When you come to the type of healing that you will get here and other places where my son goes he will be sitting down. I could heal with him standing up but he sits down and he is just now realizing that’s Me sitting in the chair of mercy. When you come here you come to the throne of God.” I will allow a person more time to express their needs and for God the Father’s anointing to come through me to them. My background in Theology and Psychology (I am a licensed Psychological Counselor) with the great and brief inspirations of the Holy Spirit and Our Lady help me greatly to effectively pray for people. At the apparition and healing prayer Saint Padre Pio, Blessed Seelos, Saint Theresa of the Little Flower and Charlene Richard (another story in itself) are with me. The strange thing is that most of the time I do not remember the message from Our Lady The Most Precious Blood, or the external locution. I am very much out of it. Just as only about twenty percent of my bi-location experiences are remembered. I do not want to stress bi-location; however, the video and written testimonies document them. Rather than sensationalize the experience, I would rather not discuss these experiences at all.
Cuando yo rezo por las personas, no los pongo en una fila y toco sus cabezas, ni corro de aquí para allá por los pasillos de la Iglesia. Yo me siento en una silla, rodeado por mi equipo de oración, y el individuo se pone delante de mí. Dios Padre dijo: “Cuando ustedes vienen al estilo de sanación que van a conseguir aquí y en otros lugares donde mi hijo va, él estará sentado. Yo podría sanar con él de pie, pero él se sienta y es en este momento que se da cuenta que Soy Yo sentado en la Silla de la Misericordia. Cuando llegan aquí, ustedes llegan al Trono de Dios.” Yo voy a permitir a unas personas más tiempo para expresar sus necesidades y para que la unción de Dios Padre venga a través de mí a ellos. Mi formación en Teología y Psicología (soy licenciado en Terapia Psicológica) con las grandes y breves inspiraciones del Espíritu Santo y de Nuestra Señora me ayudan enormemente a rezar con eficacia por las personas. Al tiempo de la Aparición y de la Oración de Sanación, el Santo Padre Pío, el Beato Seelos, Santa Teresa de la Pequeña Flor y Charlene Richard (otra historia en sí misma) están conmigo. Lo extraño es que la mayoría de las veces yo no recuerdo el Mensaje de Nuestra Señora de La Preciosísima Sangre, o la Locución externa. Yo no estoy en eso. Del mismo modo que sólo recuerdo alrededor del veinte por ciento de mis experiencias de bilocación. Yo no quiero insistir en la bilocación; sin embargo, los testimonios en videos y escritos, los documentan. Más bien que el sensacionalismo de la experiencia, yo preferiría no hablar de estas experiencias en absoluto.
Nota: En la pestaña superior 'Mensajes actuales' puede descargar los Mensajes en PDF.

LAS 5 PIEDRAS DE MEDGUJORGE (1º Piedra)

ORACIÓN DE CONVERSIÓN

PROMESAS DEL ROSARIO DE LA PRECIOSISIMA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

TESTIMONIO DEL INFIERNO - JOVEN COREANA

FECHAS SUGERIDAS PARA LA CONSAGRACIÓN AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA

FECHAS SUGERIDAS PARA LA CONSAGRACIÓN AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA
Click en la Imagen para descargar la consagración

PASOS PARA UNA BUENA CONFESIÓN:

Yo me confieso , ¿ Y tú?

Yo me confieso , ¿ Y tú?
Para recibir la Sagrada Eucaristía hacen falta tres condiciones: 1) estar en gracia de Dios; 2) saber a quién se va a recibir, acercándose a comulgar con devoción; 3) y guardar una hora de ayuno antes de comulgar.

ESTE TESTIMONIO QUIERE SALVAR TU ALMA

Confesarse:

Decía el Santo Cura de Ars:

Hay quien esconde pecados mortales por diez, veinte, treinta años. “Siempre están atormentados; siempre está presente su pecado en su mente; siempre tienen el pensamiento de decirlo, y nunca lo hacen… ¡es un infierno!

Cuando hacéis una buena confesión, habéis encadenado al demonio. Los pecados que escondemos reaparecerán todos. Para esconderlos bien, hay que confesarlos bien”. Y añadía: “Hay que dedicar más tiempo a pedir la contrición que a examinar los pecados”.

ARMADURA ESPIRITUAL COMPLETA (Click en la Imagen)

ARMADURA ESPIRITUAL COMPLETA (Click en la Imagen)
Click en la Imagen para descargar

EL GRAN AVISO (Click en la imagen para descargar)

También te pueden interesar: