sábado, 23 de agosto de 2014

¡HIJITOS QUE VIVIS EN UNIÓN LIBRE O ADULTERO,

¡HIJITOS QUE VIVIS EN UNIÓN LIBRE O ADULTERO, PARAD DE PECAR Y OFENDER A DIOS. SI ESTÁIS EN UNIÓN LIBRE CASAOS Y SI ESTÁIS EN ADULTERIO SEPARAOS, PARA QUE VOSOTROS Y VUESTRAS FAMILIAS NO SE PIERDAN AL PASO DE LA JUSTICIA DIVINA!



MAYO 29 DE 2014 – 2:30 P.M.


LLAMADO URGENTE DE MARÍA SANTIFICADORA A LAS FAMILIAS
 

Que la paz de Dios esté con vosotros y permanezca siempre.


Hijitos, en este tiempo dedicado a las familias quiero que toméis conciencia del regalo tan grande que Dios os ha dado de poder tener un hogar y una familia; que debe ser imitación del hogar de Nazareth. Padres de familia, volved vuestros ojos al cielo y prestadle más atención a vuestros retoños y a vuestros hogares; los tiempos que estáis viviendo son difíciles para la crianza de vuestros hijos; pero si vosotros, confiáis en Dios y consagráis vuestras familias a nuestros dos corazones, ninguna se perderá.


Hago un llamado a las familias sin distinción de credos, razas, ni religiones, porque se acercan días de escasez y aridez espiritual. Poned vuestra confianza en el único y verdadero Dios, Uno y Trino, para que su providencia divina sea alimento para vuestro cuerpo y luz para vuestra alma. Quiero como Madre de la humanidad, pediros a vosotros hijitos míos que consagréis vuestras familias y hogares a nuestros dos corazones, porque mi adversario en su último tiempo de reinado atacará con mayor fuerza al núcleo familiar y pondrá a los padres en contra de los hijos y a los hijos en contra de los padres. Busca con esto destruir los hogares para poder robarse el alma de las familias.


Es urgente que hagáis esta consagración antes de que llegue la noche y sus tinieblas para que vuestros hogares y familias permanezcan firmes ante los ataques que recibirán de mi adversario y sus huestes del mal. El ejército de mi adversario tiene como finalidad la destrucción de las familias; es por esto hijitos míos, que el cielo os pide esta consagración para que los hogares y las familias que han recibido la bendición del Santo Sacramento del Matrimonio, no se pierdan.


Hijitos que vivís en unión libre o adulterio, parad de pecar y ofender a Dios. Si estáis en unión libre casaos y si estáis en adulterio separaos, para que vosotros y vuestras familias no se pierdan al paso de la justicia divina. Hijitos, estos pecados llevan a la condenación y marcan vuestros hijos con una maldición que va pasando de generación en generación; acordaos de lo que dice la Santa Palabra de Dios: Castigaré el pecado de los padres en los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen. Pero demuestro mi fidelidad por mil generaciones a todos los que me aman y guardan mis preceptos (Éxodo 20, 5 -6).


Recapacitad pues hijitos que vivís apartados de la bendición de Dios; mirad que vuestras almas están en peligro de condenarse; no sigáis mancillando los preceptos de mi Padre para que no tengáis de qué lamentaros mañana.


Vuestra Madre, María Santificadora. Alto de Guarne (Ant.).

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad.


Rosario de las Lagrimas de la Sma. Virgen de Fatima

LAS 5 PIEDRAS DE MEDGUJORGE (1º Piedra)

ORACIÓN DE CONVERSIÓN

PROMESAS DEL ROSARIO DE LA PRECIOSISIMA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

TESTIMONIO DEL INFIERNO - JOVEN COREANA

FECHAS SUGERIDAS PARA LA CONSAGRACIÓN AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA

FECHAS SUGERIDAS PARA LA CONSAGRACIÓN AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA
Click en la Imagen para descargar la consagración

PASOS PARA UNA BUENA CONFESIÓN:

Yo me confieso , ¿ Y tú?

Yo me confieso , ¿ Y tú?
Para recibir la Sagrada Eucaristía hacen falta tres condiciones: 1) estar en gracia de Dios; 2) saber a quién se va a recibir, acercándose a comulgar con devoción; 3) y guardar una hora de ayuno antes de comulgar.

ESTE TESTIMONIO QUIERE SALVAR TU ALMA

Confesarse:

Decía el Santo Cura de Ars:

Hay quien esconde pecados mortales por diez, veinte, treinta años. “Siempre están atormentados; siempre está presente su pecado en su mente; siempre tienen el pensamiento de decirlo, y nunca lo hacen… ¡es un infierno!

Cuando hacéis una buena confesión, habéis encadenado al demonio. Los pecados que escondemos reaparecerán todos. Para esconderlos bien, hay que confesarlos bien”. Y añadía: “Hay que dedicar más tiempo a pedir la contrición que a examinar los pecados”.

ARMADURA ESPIRITUAL COMPLETA (Click en la Imagen)

ARMADURA ESPIRITUAL COMPLETA (Click en la Imagen)
Click en la Imagen para descargar

EL GRAN AVISO (Click en la imagen para descargar)

También te pueden interesar: