lunes, 13 de octubre de 2014

Deben llevar el Signo de la Inmaculada. Con este Signo vencerán

LOCUCIONES PARA EL MUNDO
Vidente dirigido por Monseñor John Esseff

Locuciones
Oct 5-9 / 2014
LOS MISTERIOS DEL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA


1. El Sello de la Inmaculada

Octubre 5, 2014
María

No todos creen en Mis Palabras. Otros creen, pero se abstienen de ponerlas en práctica. ¿De qué sirven las palabras que no encuentran corazones que las practiquen? Son como semillas que caen a la orilla del camino, sin producir fruto.

No sólo la fe, sino la acción es lo que se necesita. Si ustedes creen, entonces prediquen. Si tienen esperanza, entonces difundan la palabra. Si rezan, entonces reunan a otros para rezar. Mi pueblo debe levantarse.

Yo no pido protestas en las calles, ni enfrentamientos con las autoridades. Yo pido reuniones de oración, grandes y pequeñas. Pido que el Mensaje que se reciba salga a la luz. Yo multiplicaré sus esfuerzos. Todo lo que necesitan es tener su corazón sellado por medio de Mi Corazón. Deben llevar el Signo de la Inmaculada. Con este Signo, vencerán.

Finalmente estoy llegando a las verdades del fondo, las verdades místicas que no pueden ser borradas por el Infierno. Yo prometo obrar grandes misterios en los corazones de todos los que están dedicados a Mi Corazón Inmaculado. Estos misterios no pueden ser destruidos por el Infierno porque el Infierno no puede comprenderlos. En estos misterios, todos van a perseverar, van a ser protegidos, van a caminar en Mi luz y atraerán a otros. Así es como Yo levantaré Mi ejército, sellando cada corazón en Mi Inmaculada Concepción.

Comentario: Nuestra Señora nos lleva a un nuevo misterio, algunas acciones místicas en los corazones de todos los que creen en Ella.

2. Ser sellados con la Inmaculada Concepción

Octubre 6, 2014
María

Todos pueden ser sellados con Mi Inmaculado Corazón, desde el más pequeño hasta el más grande. Llegamos ahora al corazón del misterio. He hablado con mucha frecuencia de los acontecimientos mundiales y de Mi Corazón Inmaculado como el camino a la paz mundial. Estos acontecimientos están fuera de control porque las Llamas de Mi Corazón no han sido liberadas. Pero el gran misterio de esta época ocurre dentro de los corazones y las nuevas gracias que Dios le está dando a la raza humana.

El libro de Apocalipsis habla de la sello de Dios en la frente de los elegidos (C 7). Ahora, Yo hablo de otro misterio, revelado para esta época que tanto necesita del amor y de la protección de una Madre. Mi auxilio no sólo son palabras, orientación o profecías. Yo quiero proporcionar una Gracia especial para el mundo entero. Yo la llamo, el Sello de Mi Inmaculada Concepción.

¿Alguien duda de que si Yo estuviera viviendo en la época actual no perseveraría en cualquiera de las pruebas que se avecinan? Yo sufrí las mayores agonías y nunca dudé. Sin importar lo que los soldados Le hicieron a Mi Hijo, Mi Corazón nunca vaciló. Ahora quiero darle este mismo don al mundo entero, desde el más pequeño hasta el más grande. Todos los poderes de Dios fueron depositados con la Gracia primera de Mi Inmaculada Concepción y Yo quiero poner esta Gracia en el corazón de todos. Yo la llamo, “estar sellados con Mi Inmaculada Concepción”.

Comentario: Nuestra Señora está revelando los grandes misterios contenidos en Su Corazón Inmaculado.

3. Sumidos en el Espíritu Santo

Octubre 7, 2014
María

El poder de Mi Inmaculada Concepción debe ponerse en marcha de nuevas formas y primero tengo que explicar este don. Desde el mismo comienzo, el Señor Me concibió. Yo estuve siempre en Su mente como la Madre de Su Hijo. Cuando el pecado entró al mundo, Yo tomé otro rol. Yo era la Mujer, la Mujer cuyo Hijo aplastaría la cabeza de satanás y la Mujer vestida del Sol.

Sin embargo, Yo iba a ser concebida como todos los demás, como una descendiente de Adán pecador. Yo estaría marcada por el pecado original. A la luz del gran Misterio de Jesús, esto no podía ser. Así que, el Padre mismo tuvo que intervenir con la mayor de las Gracias. Yo fui concebida físicamente como todos los demás, pero como Mi Alma salió de las Manos del Padre, Él Me sumió en el Espíritu Santo (quien sería Mi Esposo).

Satanás creía que por haber introducido a los primeros padres en el pecado, él ganaba poder sobre todos sus hijos, sobre la raza humana íntegra. Por medio de esta Concepción Inmaculada, por primera vez, él no tenía el control sobre una criatura. Yo no era suya. Yo fui sumida en el Espíritu Santo. Éste es el Misterio de la Inmaculada Concepción. Este don inmaculado es la puerta para salir del pecado y de las tinieblas, un escape sorprendente sobre el cual satanás no tiene poder.

La Inmaculada Concepción es la puerta para todos escapar de las tinieblas de satanás. Con estas palabras, Yo comienzo a revelar el gran misterio, el único camino a la paz.

Comentario: Nuestra Señora revela los misterios escondidos que sucedieron hace más de 2000 años.

4. Sumidos en la Inmaculada Concepción

Octubre 8, 2014
María

Ha llegado el tiempo de revelar los grandes misterios colocados en Mi Corazón desde toda la eternidad. Estos misterios están vinculados a las tinieblas que cubren ahora al mundo y que pueden ser vistas por todos. Oh, lector, busca dentro de estos misterios pues en ellos están las acciones salvíficas de Dios para el momento presente.
Yo fui sellada con la Inmaculada Concepción y sumergida en el Espíritu Santo en el primer momento de Mi concepción. Incluso en el vientre de Mi madre, Yo estaba llena de la mayor luz. El amor por Dios Me inundaba y frecuentemente saltaba de gozo, así como Juan Bautista saltó en el vientre de Isabel.
Mientras Yo estaba en el vientre, Dios estaba revelando Su Plan divino. Durante toda Mi vida, Yo vi desplegado este plan, y como dicen los Evangelios, “Yo guardaba todos estos secretos en Mi Corazón.” Luego vino la culminación. Mientras estaba a punto de entregar de vuelta a Jesús al Padre, Él Me confió el mundo entero. “Mujer, ahí tienes a Tu hijo”, dijo (Jn. 19, 26).
Repentinamente, cada persona en el mundo fue puesta en Mi vientre y se Me pidió que diera a luz a la vida eterna a todos. “¿Qué puedo hacer Yo?”, —pensé. Entonces, Me di cuenta de lo que había sucedido con Jesús. Él estaba sumido en el Misterio de la Inmaculada Concepción. Este favor fue la única forma en que el Padre Me había preparado para ser la Madre de Jesús. Me di cuenta de que el Padre Me había creado sin pecado, no sólo por Jesús, sino por cada persona nacida en este mundo.

Hablo de todos estos favores para que ustedes sepan. Yo fui concebida Inmaculada para ustedes y quiero sumergirlos en Mi Inmaculado Corazón. Estos misterios se deben conocer para hacer realidad el Plan del Padre. Mientras el mundo se sume en las tinieblas, todos pueden ser sumidos en Mi Inmaculada Concepción.

Comentario: Nuestra Señora está revelando por qué Su Inmaculado Corazón es funamental para salvarnos de todas la oscuridad.

5. Repetir el Don de la Inmaculada Concepción

Octubre 9, 2014
María

Mi mano protectora estará sobre todos aquellos que sean sellados con Mi Inmaculada Concepción. El Padre Me sumió en el Espíritu Santo antes de que Él Me enviara al vientre de Mi madre. Este sello le impidió al maligno obtener cualquier control sobre Mí. Este Sello Inmaculado ejerció una potencia constante sobre Mí, con relación a Mi cuerpo, Mis sentidos y todas las facultades de Mi Alma. Los acontecimientos y las decisiones diarias tuvieron un efecto muy distinto en Mí. Permítanme explicar.
Yo experimenté la vida en la Tierra como cualquier otra persona, el crecimiento normal de Mi cuerpo, las preocupaciones, las tristezas y las alegrías diarias. Sin embargo, todo dentro de Mí era perfecto porque Yo había sido concebida sin pecado. Oscuridad, desórdenes, temores, enfados injustos, estados de ánimo y tantas otras agitaciones internas que acosaban a todos los demás, no tenían ningún poder sobre Mí. Yo fui sellada con la Inmaculada Concepción. Todos saben que Yo amaba profundamente a Jesús y Lo vi clavado en una Cruz, un sufrimiento que experimenté a diario porque Simeón había profetizado que Mi propio Corazón sería traspasado con una espada. Aunque no Me ahorré estos sufrimientos, debido al Sello Inmaculado Yo fui capaz de perseverar porque disfrutaba de una paz interior increíble.

Éste es Mi don para el mundo entero. Vendrán los acontecimientos. Afectarán a buenos y malos. (Estos son los acontecimientos que no tienen por qué haber sucedido si tan sólo Mis palabras fueran obedecidas) porque la humanidad ha tomado sus decisiones. Sin embargo, aquellos sellados con Mi Inmaculada Concepción participarán a plenitud de la paz interior y, lo más importante, de Mi perseverancia hasta el final.
Permítanme repetir. “En estas pruebas, Yo nunca, nunca abandonaré a Mis hijos. Es por eso que estoy revelando estos secretos mantenidos ocultos hasta ahora. Yo derramaré los poderes de Mi Inmaculada Concepción. Sellaré al mundo entero (si éste cree y así lo desea). De este modo, Yo derrotaré al maligno, así como el Padre Celestial lo hizo cuando Me sumergió en el Espíritu Santo.” El don está destinado a repetirse de acuerdo a la capacidad de cada persona.

Comentario: Nuestra Señora revela un gran misterio, nuestra propia participación en Su Inmaculada Concepción.

Nota: En la pestaña superior 'Mensajes actuales' puede descargar los Mensajes en PDF.

Rosario de las Lagrimas de la Sma. Virgen de Fatima

LAS 5 PIEDRAS DE MEDGUJORGE (1º Piedra)

ORACIÓN DE CONVERSIÓN

PROMESAS DEL ROSARIO DE LA PRECIOSISIMA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

TESTIMONIO DEL INFIERNO - JOVEN COREANA

FECHAS SUGERIDAS PARA LA CONSAGRACIÓN AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA

FECHAS SUGERIDAS PARA LA CONSAGRACIÓN AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA
Click en la Imagen para descargar la consagración

PASOS PARA UNA BUENA CONFESIÓN:

Yo me confieso , ¿ Y tú?

Yo me confieso , ¿ Y tú?
Para recibir la Sagrada Eucaristía hacen falta tres condiciones: 1) estar en gracia de Dios; 2) saber a quién se va a recibir, acercándose a comulgar con devoción; 3) y guardar una hora de ayuno antes de comulgar.

ESTE TESTIMONIO QUIERE SALVAR TU ALMA

Confesarse:

Decía el Santo Cura de Ars:

Hay quien esconde pecados mortales por diez, veinte, treinta años. “Siempre están atormentados; siempre está presente su pecado en su mente; siempre tienen el pensamiento de decirlo, y nunca lo hacen… ¡es un infierno!

Cuando hacéis una buena confesión, habéis encadenado al demonio. Los pecados que escondemos reaparecerán todos. Para esconderlos bien, hay que confesarlos bien”. Y añadía: “Hay que dedicar más tiempo a pedir la contrición que a examinar los pecados”.

ARMADURA ESPIRITUAL COMPLETA (Click en la Imagen)

ARMADURA ESPIRITUAL COMPLETA (Click en la Imagen)
Click en la Imagen para descargar

EL GRAN AVISO (Click en la imagen para descargar)

También te pueden interesar: