lunes, 23 de marzo de 2015

OFRENDA DE LAS SANTAS LLAGAS LOS SIETE DERRAMAMIENTOS DE LA PRECIOSA SANGRE DE JESÚS

OFRENDA DE LAS SANTAS LLAGAS LOS SIETE DERRAMAMIENTOS DE LA PRECIOSA SANGRE DE JESÚS
Santa Brígida, Suecia (1302-1373)




Promesas


“Las personas que recitaren cada día, durante doce años, siete Padre Nuestros y siete Ave Marías, con las oraciones indicadas tendrán las siguientes Gracias:


No irán al Purgatorio. Yo las contaré en el número de los Mártires, como si hubiesen derramado su sangre por la Fe.


Yo conservaré en estado de gracia a tres miembros de su familia…


Los miembros de su parentela hasta la cuarta generación, serán preservados del infierno.”




Promesas



  • Por la devoción a Sus Siete Derramamientos, el Señor ha ofrecido por boca de San Juan Evangelista a Santa Brígida, conceder cinco mercedes a quienes la practiquen:
  • Que quince almas de los parientes más cercanos, serán libres de las penas del Purgatorio; y otras quince serán traídas a verdadera penitencia.
  • Que alcanzarán tanto mérito como si derramaran su sangre por amor a Dios en el martirio; y si murieran al otro día de haber empezado esta devoción, les recibe Nuestro Señor cumplidamente como si hubieran rezado los siete años.
  • Que será su alma atraída a estado de Gracia, y se hallará a la hora de la muerte como el instante en que se bautizó; pero esto se ha de entender si está en Gracia de Dios y ha hecho frutos dignos de penitencia.
  • Que todos aquellos por quienes se rogare justamente en esta vida, serán oídas las peticiones y librados por Dios de todo mal y peligro.
  • Que al tiempo de su muerte vendrán Nuestro Señor Jesucristo y Su Madre Santísima, acompañados de Ángeles, para llevar su alma a la Gloria.



  
SIETE DERRAMAMIENTOS DE LA PRECIOSA SANGRE DE JESÚS





  • Por la señal de la Santa Cruz…
  • El Credo…
  • Oración Inicial :


Santa Brígida, Suecia (1302-1373)

¡Oh, mi Jesús! Recitaré siete veces la Oración del Padre Nuestro, unido (a) al Amor con el cual Tú lo has santificado y hecho perfecto en Tu Corazón. Recibe estas oraciones de mis labios y hazlas perfectas, a fin de que ellas puedan procurar a la Santísima Trinidad la misma gloria y la misma alegría que Tú Le has dado por esta Oración en la Tierra. Que este amor se difunda en Tu Humanidad Divina, para la glorificación de Tus Santas Llagas y de la Preciosa Sangre que has derramado. Amén.




1º DERRAMAMIENTO




La Circuncisión del Niño Jesús 

En Tu Inocente Estación Tu Pura Sangre Sagrada principió a ser derramada con la cruel Circuncisión.Dueño de mi corazón, mi Jesús, mi Redentor.


R: Ten piedad de mí, Señor, por esa Sangre vertida. Suspende, Dios de mi vida, Tu Justicia y Tu Rigor. Dulce Jesús de mi alma, Misericordia, Señor.





Padre Eterno, por las Manos Inmaculadas de María y del Divino Corazón de Jesús, yo Te ofrezco las primeras Heridas, los primeros Dolores y la primera Sangre que Tu Hijo Jesús ha derramado, en reparación de los extravíos de mi juventud, y de los del mundo entero. Amén.




  • Padre Nuestro, Ave María y Gloria.



2º DERRAMAMIENTO



El Sudor de Sangre en la Agonía en el Huerto Afligido y angustiado





Has estado en Tu Oración, Sangre en el Huerto has Sudado: hasta la tierra ha llegado lo copioso del Sudor.


R: Ten piedad de mí, Señor, por esa Sangre vertida. Suspende, Dios de mi vida, Tu Justicia y Tu Rigor. Dulce Jesús de mi alma, Misericordia, Señor.



Padre Eterno, por las Manos Inmaculadas de María y del Divino Corazón de Jesús, yo Te ofrezco los intensos Sufrimientos de Tu Hijo Jesús durante Su Agonía en el Huerto y cada Gota de Su Sudor de Sangre, en reparación de mis durezas de corazón, y de las del mundo entero. Amén.




  • Padre Nuestro, Ave María y Gloria.


3º DERRAMAMIENTO




La Flagelación de Nuestro Señor Jesucristo



En una columna atado, y con terrible fiereza, de los Pies a la Cabeza, con azotes destrozado, se ve Tu Cuerpo Llagado, por el bien del pecador.


R: Ten piedad de mí, Señor, por esa Sangre vertida. Suspende, Dios de mi vida, Tu Justicia y Tu Rigor. Dulce Jesús de mi alma, Misericordia, Señor.


Padre Eterno, por las Manos Inmaculadas de María y del Divino Corazón de Jesús, yo Te ofrezco las innumerables Llagas, los crueles Sufrimientos y la Preciosa Sangre derramada en la Flagelación de Tu Hijo, Jesús, en reparación de mis pecados de la carne, y de los del mundo entero. Amén.





  • Padre Nuestro, Ave María y Gloria.


4º DERRAMAMIENTO




La Coronación de Espinas



Con penetrantes espinas, coronaron Tu Cabeza, y mis culpas con fiereza rompen Tus Sienes Divinas, abriéndose así las minas del Tesoro de Tu Amor.

R: Ten piedad de mí, Señor, por esa Sangre vertida. Suspende, Dios de mi vida, Tu Justicia y Tu Rigor. Dulce Jesús de mi alma, Misericordia, Señor.

Padre Eterno, por las Manos Inmaculadas de María y del Divino Corazón de Jesús, yo Te ofrezco las Llagas, las Torturas y la Preciosa Sangre de la Sagrada Cabeza de Tu Hijo, Jesús, derramada en la Coronación de Espinas, en reparación de mis pecados de orgullo y soberbia, y de los del mundo entero. Amén.





  • Padre Nuestro, Ave María y Gloria.


5º DERRAMAMIENTO




La Cruz a Cuestas



Llegas con la Cruz a cuestas al Calvario, y con presteza Te quitaron con violencia la vestidura sagrada; la Carne salió pegada a la túnica interior.


R: Ten piedad de mí, Señor, por esa Sangre vertida. Suspende, Dios de mi vida, Tu Justicia y Tu Rigor. Dulce Jesús de mi alma, Misericordia, Señor.



Padre Eterno, por las Manos Inmaculadas de María y del Divino Corazón de Jesús, yo Te ofrezco la Llaga del Hombro, los inmensos Dolores y la Preciosa Sangre derramada por Tu Hijo, Jesús, en Su Camino al Calvario, en reparación de mis pecados de rebeldía y desobediencia a Tus Mandamientos, y de los del mundo entero. Amén.



  • Padre Nuestro, Ave María y Gloria.


6º DERRAMAMIENTO




La Crucifixión de Jesús


Tus Sagrados Pies y Manos con duros clavos clavaron, y en alto Te levantaron, en el Árbol de la Cruz, quedando, mi Buen Jesús, sangrando como raudales.

R: Ten piedad de mí, Señor, por esa Sangre vertida. Suspende, Dios de mi vida, Tu Justicia y Tu Rigor. Dulce Jesús de mi alma, Misericordia, Señor.


Padre Eterno, por las Manos Inmaculadas de María y del Divino Corazón de Jesús, yo Te ofrezco a Tu Divino Hijo, Jesús, clavado y luego alzado en la Cruz, las Sagradas Llagas de Sus Manos y Pies, la Preciosa Sangre que derramó por nosotros, Su extrema Pobreza y Su entera Obediencia, todos los tormentos de Su Alma y de Su Cuerpo, Su Muerte Redentora, y la renovación de Su Calvario en todas las Misas de la Tierra, en reparación de las desobediencias a los Votos y a las Reglas Monásticas, y en expiación de mis pecados, y de los del mundo entero.

Amén.




  • Padre Nuestro, Ave María y Gloria.


7º DERRAMAMIENTO




El Costado de Jesús Traspasado por la Lanza



Un atrevido soldado aún mirándote ya Muerto, con una lanza Te ha abierto Tu Santísimo Costado. Agua y Sangre ha derramado para bien del pecador.


R: Ten piedad de mí, Señor, por esa Sangre vertida. Suspende, Dios de mi vida, Tu Justicia y Tu Rigor. Dulce Jesús de mi alma, Misericordia, Señor.

Padre Eterno, dígnate admitir, por las necesidades de la Santa Iglesia, y en reparación de todos los pecados del mundo, la Preciosa Sangre brotada de la Llaga del Corazón de Tu Hijo, Jesús. Sé para nosotros Propicio y Misericordioso. Sangre Preciosa de Jesús, última Divina Sustancia de Su Sagrado Corazón, lávanos de nuestros pecados conocidos y desconocidos. Agua del Costado de Cristo presérvanos de los castigos merecidos, y extingue para nosotros y para las Santas Almas, las llamas del Purgatorio. Amén.



  • Padre Nuestro, Ave María y Gloria.


Rosario de las Lagrimas de la Sma. Virgen de Fatima

LAS 5 PIEDRAS DE MEDGUJORGE (1º Piedra)

ORACIÓN DE CONVERSIÓN

PROMESAS DEL ROSARIO DE LA PRECIOSISIMA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

TESTIMONIO DEL INFIERNO - JOVEN COREANA

FECHAS SUGERIDAS PARA LA CONSAGRACIÓN AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA

FECHAS SUGERIDAS PARA LA CONSAGRACIÓN AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA
Click en la Imagen para descargar la consagración

PASOS PARA UNA BUENA CONFESIÓN:

Yo me confieso , ¿ Y tú?

Yo me confieso , ¿ Y tú?
Para recibir la Sagrada Eucaristía hacen falta tres condiciones: 1) estar en gracia de Dios; 2) saber a quién se va a recibir, acercándose a comulgar con devoción; 3) y guardar una hora de ayuno antes de comulgar.

ESTE TESTIMONIO QUIERE SALVAR TU ALMA

Confesarse:

Decía el Santo Cura de Ars:

Hay quien esconde pecados mortales por diez, veinte, treinta años. “Siempre están atormentados; siempre está presente su pecado en su mente; siempre tienen el pensamiento de decirlo, y nunca lo hacen… ¡es un infierno!

Cuando hacéis una buena confesión, habéis encadenado al demonio. Los pecados que escondemos reaparecerán todos. Para esconderlos bien, hay que confesarlos bien”. Y añadía: “Hay que dedicar más tiempo a pedir la contrición que a examinar los pecados”.

ARMADURA ESPIRITUAL COMPLETA (Click en la Imagen)

ARMADURA ESPIRITUAL COMPLETA (Click en la Imagen)
Click en la Imagen para descargar

EL GRAN AVISO (Click en la imagen para descargar)

También te pueden interesar: